La Policía Nacional de Toledo ha hallado el cadáver de una persona en su domicilio, ubicado en el casco antiguo de la ciudad, y que mostraba signos externos de violencia.

Una llamada telefónica alertó a los agentes

Los agentes recibieron esta mañana una llamada telefónica alertando del hallazgo del cuerpo.

Personados en el lugar de los hechos, los agentes policiales verificaron que el fallecido es un varón de 87 años, E.M.L., y han abierto la investigación oportuna para tratar de esclarecer las causas del suceso.

El Juzgado número 5 de Toledo, que instruye el caso, ha decretado secreto de sumario, según ha informado la Delegación del Gobierno.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO