Una mujer arriesga su vida para salvar a su perro en la playa
El pasado domingo, cerca del Palacio Marina de Brighton, en el condado de Sussex, en Inglaterra, una chica se adentró en el mar para salvar a su mascota, que había caído al agua. YOUTUBE

Una mujer ha sido descrita como "muy afortunada" después de haber sido empujada por la marea mientras intentaba rescatar a su perro.

El pasado domingo, cerca del Palacio Marina de Brighton, en el condado de Sussex, en Inglaterra, una chica se adentró en el mar para salvar a su mascota que había caído al agua, según informa la cadena británica BBC.

El vídeo, que se ha hecho viral en menos de una semana, fue grabado por Alessandro Intini, de 41 años, quien dijo: "Fue una ola enorme la que absorvió a la mujer".

Intini dijo que la mujer parecía "en shock y helada", aunque "después, la familia estaba toda junta", por lo que le "complació que hubiera un final feliz".

Chris Ingall, del Consejo Municipal de Brighton y Hove, dijo que la mujer, a la que ayudaron personas mientras intentaba huir de las olas, se vio obligada a salir del mar por las olas, las cuales la empujaron a la orilla. De la misma forma, el perro también fue empujado hacia la playa por las olas.

Ingall, el gerente del consejo de operaciones del frente costero aseguró que: "Si ella hubiera estado más adentro, esa ola habría ido detrás de ella, por encima de ella, y la habría empujado hacia aguas profundas".

"Afortunadamente, la fuerza del agua la empujó hacia la playa, de lo contrario podría haber tenido un resultado muy diferente".

Precaución ante tormentas

Ingall informó de que esa playa tiene una pendiente muy pronunciada y que en unos pocos pasos ya no se logra tocar el suelo. "Con ese tipo de condiciones, era imposible que la chica hubiera conseguido llegar a rescatar al perro", afirmó.

Ingall dijo que los perros suelen flotar y ser empujados hacia la orilla por las olas, pero aún así aconsejó a los dueños de dichos animales que intenten mantenerlos lejos de la orilla mientras estén en la playa, especialmente en condiciones de tormenta.

En 2015, tres personas murieron después de meterse en dificultades en el mar cerca del muelle y, en febrero de este año, un oficial de policía fuera de servicio murió luego de ser rescatado de Brighton.