La Unión Provincial de UGT de Toledo ha condenado la expulsión de un informador gráfico del periódico La Tribuna de Talavera del Pleno Extraordinario que se celebró el miércoles en el Ayuntamiento de Calera y Chozas.

Parece necesario llamar la atención de este señor alcalde

A juicio de UGT, según ha informado, la acción ejecutada por el alcalde Aureliano Jiménez es "a todas luces intolerable y el sindicato no duda en calificarla de atentado contra el derecho de los ciudadanos a ser informados".

El secretario provincial de UGT Toledo, Rubén Martín, se ha puesto a en contacto con el trabajador, para poner a su disposición los servicios del sindicato.

"Vivimos en una democracia"

UGT recuerda que ni un Pleno es una reunión privada, ni las instalaciones de la Casa Consistorial son los aposentos personales del señor alcalde de Calera y Chozas, por lo que no se entiende de donde ha sacado Aureliano Jiménez la autoridad de la que se invistió para impedir a un trabajador de los medios de comunicación cumplir con su deber y derecho de informar.

"Parece necesario llamar la atención de este señor alcalde de que vivimos en un país democrático y que la Constitución y las leyes de las que nos hemos dotado todos los españoles y españolas, son vigentes en todo el territorio nacional, lo que incluye por supuesto las relativas al derecho a la información y al Ayuntamiento cuya corporación preside", indica.

Por tanto, y en el ámbito de la defensa a los derechos de los trabajadores que atañen a UGT, e independientemente de las medidas que pueda tomar, el sindicato espera que no se vuelva a repetir un hecho tan vergonzoso ni en éste ni en ningún otro Ayuntamiento.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TOLEDO