Al límite es como se ha visto un conductor en Atlanta, estado de Georgia (EE UU), cuyo coche ha quedado colgado milagrosamente a seis pisos de altura.

El vehículo se salió a toda velocidad desde un aparcamiento elevado y de esa guisa ha aguantado hasta que han llegado los bomberos, que han efectuado un rescate con mucho riesgo.

Finalmente, el hombre fue trasladado a un hospital, en principio sin daños graves, pero con un susto de vértigo.