Una escultura de Paul Gauguin, La fauna, expuesta en el Instituto de Arte de Chicago, que la compró hace diez años, era una copia realizada por un falsificador británico.

La escultura de cerámica fue comprada a un comerciante de arte privado en Londres en 1997, quien la adquirió en la casa de subastas Sotheby´s en 1994.

Una escultura de cerámica

"Estamos muy decepcionados al descubrir que era falsa, pero también muy impresionados por la calidad de la imitación", comentó Erin Hogan, responsable de relaciones públicas del museo estadounidense, que no reveló el precio que pagaron por la obra falsa.

Según publica Yahoo! Noticias, esta escultura, atribuida al artista francés, es una de las muchas falsificaciones realizadas por el británico, Shaun Greenhalgh, condenado a cuatro años y ocho meses de prisión por un tribunal de Manchester en noviembre.