Jorge Javier Vázquez
Jorge Javier Vázquez, junto al logo de Gran Hermano Revolution. TELECINCO

Este jueves por la noche, Gran Hermano Revolution vivió su gran final, un último programa que 20minutos vivió desde dentro y que consiguió mejorar datos respecto a semanas anteriores pero que, aun así, se quedó como la final menos vista de la ya larga historia del exitoso reality.

En terminos absolutos, GH fue líder con 1.633.000 espectadores y un 15% de cuota de pantalla. Sin embargo, en estricta competencia con Estoy vivo, la serie revelación de La 1 esta temporada, la ficción española fue la ganadora.

El capítulo de Estoy vivo fue visto por 2.304.000 espectadores y 14.7%. Durante el tiempo de emisión de la serie, GH Revolution solo fue seguido por el 12,3% de la audiencia.

A pesar de estos datos y de los muchos rumores, el Super de Gran Hermano quiso dejar claro que este no es el final definitivo del formato. De hecho, por primera vez no se realizó el tradicional apagado de luces de la casa sino que las dejaron encendidas, una obvia declaración de intenciones.

En tercer lugar se confirmó el éxito de Ana Pastor y el programa ¿Dónde estaba entonces?, que creció 2,3 puntos y superó el 10% con su episodio dedicado a 1981. El espacio de La Sexta fue seguido por 1.753.000 personas (10,3% de share).

Antena 3 y Cuatro ocuparon el cuarto y quinto puesto de la noche respectivamente con sus apuestas cinematográficas. La cadena de Atresmedia emitió la película Soy leyenda, de Will Smith, que fue vista por 1.240.000 espectadores (9,3% de cuota), y la de Mediaset programó The Monuments Men, de Geroge Clooney, que se tuvo que conformar con 696.000 espectadores (5,6%).