A las 00.00 horas de la madrugada del jueves, un programa de radio de la cadena Intereconomía, La espuela, anunció que había llegado a la redacción de Madrid un paquete en cuyo interior había un feto humano descuartizado en una bolsa.

Se ha calculado que dicho ser humano tenía 22 semanas. En las imágenes grabadas se pueden apreciar tanto los brazos y las piernas descuartizadas, así como una parte de la cabeza y las costillas.

Entre los restos humanos se encontraban los brazos y las piernas así como parte del cráneo

El grupo Intereconomía llamó a los médicos forenses para averiguar si realmente se trataba de un feto muerto. Los restos humanos se han puesto en manos de las autoridades competentes para que se efectúen las investigaciones judiciales pertinentes.

Según informaciones de la propia cadena, el feto "parece provenir de operaciones abortivas cuya naturaleza podría ser ilegal".

"Al principio creímos que se trataba de una broma"

En declaraciones a 20minutos.es, el director de IntereconomíaTV, Xavier Horcajo, aclaró que en un principio creían que "el paquete era una broma. Creíamos que era de plástico."

Horcajo contó que "no se sabe exactamente la hora en la que llegaron los restos humanos a la redacción". "Los miembros seccionados iban enrollados en una especie de papel de cocina y éste estaba grapado con una nota en la que ponía 'Departamento de Investigación de Intereconomía'".

Una llamada anónima dijo que "había mandado restos de un aborto"
Más tarde, recibieron una llamada telefónica de una persona anónima. "Sonaba como si fuese sudamericano o canario, con un acento parecido a ese" aclaró Xavier Horcajo. Dicha persona sólo dejó un único mensaje: "He mandado restos de un aborto".

Los trabajadores de este medio de comunicación intentaron "por todos los medios que el feto descuartizado se viese lo menos posible". "Sobre todo, intentamos que una compañera embarazada nuestra, que perdió hace poco a su bebé, no viese este horror", comentó Horcajo.

Después de filmar estas "horrendas imágenes, llamamos a los juzgados para saber qué podíamos hacer con el feto. Sin embargo, allí nos dijeron que había una huelga y que llamásemos a la Policía" explicó el director de IntereconomíaTV. A continuación, "llevamos rápidamente los restos a una comisaría cercana a nuestro trabajo e interpusimos una demanda" dijo Horcajo.

En la comisaría, los expertos comentaron que "en muchas ocasiones, una práctica para abortar es descuartizar al niño dentro de la madre para que pueda salir más fácilmente", indicó Xavier Horcajo.

Desde el propio medio de comunicación se cree que pueda tener relación con que hace poco Intereconomía TV publicó un reportaje titulado "Así se aborta en España" en el que habla sobre las clínicas abortistas y sus métodos. A continuación se puede ver el reportaje citado: