El Festival Internacional de Santander (FIS) cerrará este año con una nueva disminución de su deuda por quinto año consecutivo y tendrá en 2018 un presupuesto que ascenderá a 2.067.200 euros, cifra muy similar a la del presente ejercicio.

Aunque el cierre definitivo de las cuentas de 2017 del FIS se conocerá en los primeros meses del próximo año, se prevé que se haya reducido la deuda en una cantidad superior a los 300.000 euros a lo largo de este año. De esta forma, el Festival lograría rebajar su endeudamiento, que a finales de 2012 rozaba los dos millones de euros.

Tanto la reducción de la deuda como el presupuesto para el próximo año se han abordado este miércoles en la reunión del Patronato del Festival Internacional de Santander, de la que ha informado en un comunicado la organización y en la que también se ha presentado el plan de actuación para el año que viene.

El Patronato ha valorado "satisfactoriamente" el balance que la Dirección ha realizado sobre la edición de este año, la 66, el informe sobre la situación actual del Festival y el plan de actuación del próximo año.

Además, se ha informado sobre la incorporación de nuevos patronos: el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Francisco Fernández Mañanes; la directora general de Cultura, Eva Ranea Sierra; y la directora del Conservatorio Jesús de Monasterio, Marina Kolesnikova.

El presidente de Cantabria y del Patronato del FIS, Miguel Ángel Revilla, ha presidido el encuentro en el que también se ha aprobado el presupuesto de 2018 que asciende a 2.067.200 euros, cifra muy similar a la del presente ejercicio.

En este punto, se ha destacado que, gracias a la reducción de la deuda, la partida destinada al gasto artístico se verá incrementada y será superior a 1,2 millones de euros.

Asimismo, se ha aprobado el plan de actuación del próximo año y la dirección ha presentado la programación provisional de la 67ª edición, que una vez más incluirá conciertos, danza, espectáculos familiares y los Marcos Históricos.

El programa se articula en torno a la presencia de destacadas agrupaciones sinfónicas, entre las que cabe señalar la cita con la London Symphony Orchestra con su director Sir Simon Rattle, quien ha asumido recientemente la titularidad de la formación británica tras quince fructíferos años al frente de la Filarmónica de Berlín.

La próxima edición incluirá también la celebración del Concurso Internacional de Piano Paloma O'shea, que tiene lugar cada tres años.

El proyecto artístico global del FIS se cerrará en los próximos meses y se presentará oficialmente en la primavera de 2018.

Junto a Revilla y los nuevos patronos, han asistido a la reunión del Patronado la alcaldesa de Santander, Gema Igual; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Santander, Miriam Díaz; el interventor general del Gobierno de Cantabria, Gabriel Pérez; la presidenta de la Asociación de la Prensa de Cantabria, Dolores Gallardo; y el director territorial del Banco Santander, Carlos Hazas, en representación de Ana Patricia Botín.

También han participado la directora general de los Servicios Jurídicos del Gobierno, Belén Navarro; el interventor general del Ayuntamiento de Santander, Ignacio Gómez; el director jurídico municipal, José Francisco Fernández; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; el presidente de la Cámara de Comercio, Modesto Piñeiro; el director del Conservatorio Atáulfo Argenta, Javier Laboreo; así como el director artístico del FIS, Jaime Martin, y la directora ejecutiva, Valentina Granados.

MÁS ESPECTADORES Y MÁS RECAUDACIÓN

En el Patronato también se ha hecho balance de la ya concluida 66 edición del Festival Internacional de Santander, que se ha cerrado con un aumento del 10 por ciento tanto en el número de espectadores como en las cifras de recaudación. También se ha registrado un incremento del nivel medio de ocupación de los espectáculos y conciertos.

El número total de espectadores ha sido superior a los 27.600, frente a los 25.500 de la pasada edición, lo que supone un incremento cercano al 10 por ciento. Los ingresos por la venta de entradas han aumentado un 10% con respecto a 2016, alcanzando la cifra total de casi 530.000 euros. El año pasado se obtuvieron en taquilla 477.000 euros.

Un tercio de las entradas se vendieron fuera de Cantabria, siendo Madrid, País Vasco, Castilla y León y Cataluña las comunidades que registraron la mayoría de las ventas.

La ocupación media registrada en general en los 48 eventos programados por el Festival, tanto en el Palacio de Festivales de Cantabria como en los conciertos de Marcos Históricos, ha sido ligeramente superior al 85%.

La ocupación media registrada en los 11 espectáculos y conciertos de gran formato celebrados en la Sala Argenta ha sido del 90% y ocho de ellos han alcanzado el lleno absoluto.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.