Tanwarin Sukkhapisit, considerado el 'Almodóvar tailandés'.
 Tanwarin Sukkhapisit, considerado el 'Almodóvar tailandés'. GASPAR RUIZ-CANELA/EFE

El director Tanwarin Sukkhapisit, conocido como el "Almodóvar tailandés", ha conseguido que su película Insects in the Backyard (Insectos en el patio trasero) se proyecte en Tailandia tras siete años prohibida por la censura.

La película, que relata la historia de un transexual y sus dos supuestos hermanos adolescentes, fue prohibida en 2010 por el comité de calificación del Ministerio de Cultura al considerar que atentaba contra la moral pública.

Entre otras cosas, la cinta incluye escenas de un supuesto parricidio, sexo explícito, prostitución de adolescentes y un pene.

En una entrevista, Tanwarin, que también escribió el guion e interpreta el papel del transexual, explicó que el comité se basó en la Ley de Películas y Vídeo de 2008, que permite calificar las cintas para una edad mínima, censurarlas en parte o prohibirlas.

El director tailandés llevó el caso a un tribunal, que el año pasado dictaminó que la película podría exhibirse si el director cortaba parte de una escena en el que aparece una película pornográfica en una pantalla de televisión.

'Insectos in the Backyard' cuenta la historia de una transexual y la trama de la prostitución

"Eran solo tres segundos y los corté, no eran muy importantes", declaró el cineasta, quien precisó que otros directores en su país lo llaman el "Almodóvar tailandés" por su cercanía temática con el director español Pedro Almodóvar.

En Insects in the Backyard, Tanwarin encarna a Tanya, un transexual que escribe novelas románticas, fuma con un estilo que recuerda a Audrey Hepburn y ahoga sus penas con vino tinto y atracones de comida.

Conforme avanza la historia, se descubre la complicada relación entre Tanya y sus supuestos hermanos, que a su vez se sumergen en complicadas tramas sexuales que incluyen la prostitución.

Libertad sexual enjaulada

"Insects in the Backyard relata la historia de un grupo de personajes que no coinciden con la idea heterosexual", aseveró el director, nacido en 1973 en la provincia de Nakhon Ratchasima (noreste).

La idea de los "insectos", explicó, simboliza "los marginados, los que siempre son dejados en el patio trasero y que no son aceptados para estar delante de casa debido a su diferente preferencia sexual".

En su opinión, la idea tradicional del sexo es una "cárcel" que limita la orientación sexual de las personas, al tiempo que desligó la identidad sexual y los órganos reproductivos con los que uno nace.

Los insectos simbolizan los marginados (...) los que no son aceptados para estar delante de casa debido a su diferente preferencia sexual"

La cinta, rodada con un presupuesto de unos 400.000 bat (12.200 euros o 10.000 euros), se proyectó en el festival de cine LGTBIQ (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersex y queer) Chéries-Chéris en París.

Más de un lustro después también se ha podido ver en los cines RCA de la capital tailandesa entre el 30 de noviembre y el 13 de diciembre, así como a través del servicio de cine online Mono Maxxx.

"Vine a ver esta película porque muchos amigos míos son gais y un amigo homosexual me la recomendó. Cuando era pequeña creía que el amor se trataba solamente de hombre y mujer", indicó Katesuda, una tailandesa de 24 años a la salida del cine.

"Pero al ser mayor veo que los hombres aman a los hombres, y las mujeres a las mujeres. A veces a algunas mujeres les gustan tanto los hombres como las mujeres", agregó.

Otros casos del comité de censura tailandés

En los últimos años, Tanwarin continuó rodando películas, todas sobre temática LGTBIQ como It Gets Better y A Gas Station, y ha ganado varios premios cinematográficos en Tailandia.

La censura ha afectado a numerosos directores tailandeses, incluido Apichatpong Weerasethakul, ganador en 2010 de la Palma de Oro en el Festival de Cannes con Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Lives.

En 2007, Apichatpong decidió cancelar el estreno en Bangkok de su filme Syndromes and a Century, después de que el comité de censura le pidiera que eliminase varias escenas "inapropiadas" porque aparecían médicos bebiendo y besándose en un hospital.

Hace dos años, el cineasta decidió no estrenar Cemetery of Splendour en su país como protesta para no tener que someterse a la censura oficial.