Así lo ha desvelado durante el tradicional almuerzo que Caja Rural ofrece a los medios de comunicación, donde ha detallado que este mismo miércoles abrirá puntos de venta en Benilloba y Petrer (Alicante), a los que se sumarán dos nuevas agencias en la provincia de Valencia antes de que acabe la semana.

Según ha dicho, la intención de Caja Rural es "ir allí donde sea necesaria una entidad física y donde tanto de menos se les echa".

"Las entidades están tomando una estrategia digital dándole la imagen de algo obligatorio, pero lo hacen para oxigenar sus cuentas de resultados y ahorrar costes en detrimento del servicio", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.