Que el ‘gato negro’ me pague la hipoteca
Gema muestra los cuatro décimos que adquirió ayer en la administración de Sagasta. (M. C.)

En 1933, al abuelo de Jorge Arias, tercera generación de loteros, se le cruzó por la calle un gato negro y por eso bautizó con ese nombre a una de las administraciones de lotería más famosas de Sevilla, en la avda. de la Constitución. «Es el mejor año de venta de lotería de Navidad», dice Arias.

El 13, 69, 5, 7 y 9 son las terminaciones estrella. «Cada vez la gente se organiza más. Compran más en grupo, aunque hay muchos abonados a un número todo el año», explica Luis Giménez, hijo de la lotera Isabel Porto, de la nº 16, en Sagasta, conocida como La de los millones, por ser la que más gordos ha repartido.

A Pilar Corchado, de Sierpes, le ha volado el 530, el décimo que María del Monte regalaba en su programa de la tele.

Hay quienes sueñan con un número y buscan y rebuscan hasta tenerlo. Otros quieren el de la fecha de su boda. Si a Gema (foto) le toca, se comprará una casa. ¿Y usted?

Cuéntanos QUÉ HARÍAS... www.20minutos.es