Estabilizado incendio de Valderrobres.
Estabilizado incendio de Valderrobres. GOBIERNO DE ARAGÓN

ZARAGOZA, 12 (EUROPA PRESS)

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha sostenido que los incendios declarados a principios de diciembre en Valderrobres (Teruel) y Torre La Ribera "no hay duda de que han sido provocados intencionadamente" y ha subrayado que "eso es lo novedoso".

Ambos han arrasado una superficie de 200 hectáreas de las que solo una pequeña parte ha sido de arbolado y el resto ha sido zona arbustil, pero "excede lo habitual de esta fechas" en las que suelen arder superficies insignificantes y asociados a las prácticas agrícolas y ribazos sin afectar a zona forestal. El pasado año se produjeron 9 incendios en todo el mes de diciembre, que en 2017 ya se han producido en los primeros diez días del mes, ha comparado.

"No se ha producido una catástrofe por la profesionalidad de los medios de prevención y extinción en sofocar los incendios, pero ha sido una situación anómala y fruto de la investigación no cabe duda de que han sido intencionados porque la sequía, la orografía y las condiciones de temperatura no justifican el origen" ha remachado al aportar el dato de que en el caso de Torre la Ribera el fuego se declaró a mil metros de altitud y además al atardecer "para dificultar la extinción".

Olona ha abundado en que se trata de unos hechos "gravísimos" que han llevado al Gobierno de Aragón a extremar las tareas de vigilancia con medios propios, mediante los Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) a los que ha reconocido su "eficiencia y eficacia", al tiempo que se intensificará con la acción específica de la Guardia Civil a la que se ha pedido colaboración en tareas de vigilancia "en toda la extensión de la palabra", ha precisado.

En rueda de prensa, ha dejado claro que el principal objetivo es "identificar" a los autores de los incendios provocados y ponerlos a disposición de la justicia, además de evitar acciones delictivas que ponen en peligro la seguridad de las personas y sus bienes, como ha sido el caso del incendio de Valderrobres.

En este sentido, ha señalado que el Código Penal recoge en el capítulo 2, sección 2ª, artículo 352 a 354 que provocar incendios forestales de forma intencionada está tipificado con penas de prisión de 1 a 5 años que puede ser de 10 a 20 años cuando hay peligro para las personas. Además, se consideran agravantes que el incendio se produzca cerca de lugares habitados o los ponga en riesgo, que afecte a espacios o recursos naturales, que haya un beneficio económico o que

se produzca en momento de prealerta por riesgo de incendios.

PREALERTA

Precisamente, ha incidido en que Aragón está en situación de prealerta por las "razones fundadas de riesgo de incendios y porque quien los haya cometido puede volver a hacerlo". Al respecto, se ha limitado a indicar que hay hipótesis abiertas por la Policía Judicial de la Guardia Civil.

"No sabemos quienes son, ni podemos insinuar nada porque sería una irresponsabilidad desvelar la línea de investigación, pero hay hipótesis" ha dicho Olona.

También ha desmentido que se haya desmantelado el operativo forestal al argumentar que "nunca antes ha habido tantos medios" que ha cifrado en 962 personas, de las que 544 son contratados de Sarga entre los que figuran los 418 que son medios propios del Gobierno de Aragón entre lo que figuran los APN y los conductores.

"No solo no se ha desmantelado el operativo forestal, sino que la realidad es que en este mes de diciembre hay 485 personas más de las que hubo en 2016", ha zanjado sobre las críticas de parte de este sector, al tiempo que ha indicado que se han mejorado las condiciones laborales y salariales. Un trabajador de prevención y extinción tiene un sueldo bruto mensual de entre 1.629 y 1.829 euros; mientras que el de tratamientos selvícolas oscila entre los 1.750 y los 1.960 euros brutos al mes.

"Tener el mismo dispositivo en verano y en invierno sería disparatado y sería dilapidar recursos públicos y no se va a hacer", ha sentenciado para recordar que desde el inicio de la legislatura se han incrementado un 50 por ciento las cuadrillas de Sarga con las mejoras laborales y salariales.

Olona ha explicado que todos los trabajadores de la empresa pública Sarga "pueden ser movilizados si hace falta para intervenir en labores de extinción y basta con una declaración de excepcionalidad" que dicte el consejero.

EFICIENCIA, EFICACIA Y SEGURIDAD

A su parecer, "hay medios más que suficientes para el riesgo estadístico, pero ante incendios provocados es difícil saber qué medios se van a necesitar" y se ha preguntado quien lo puede cuantificar.

Para hacer frente a los incendios forestales se siguen criterios de

"eficiencia, eficacia y seguridad" ha subrayado para recalcar que la intervención se realiza según criterios "técnicos no políticos".

"Un incendio es una actuación de riesgo muy importante y compete a los técnicos desarrollar el ataque al incendio. La gestión forestal solo responde a decisiones de interés general y de utilidad social, no de tipo personal, ni política, ni para dar satisfacción a intereses sindicales, empresariales o corporativos", ha enumerado.

En cuanto a la intervención de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y de medios de otras Comunidades autónomas próximas, como Cataluña o Valencia, Olona ha contado que se recurre "cuando es preciso según criterios de eficiencia, eficacia y seguridad y atendiendo a criterios técnicos".

Además se actúa sobre convenios de colaboración ya suscritos, al igual que cuando piden ayuda a Aragón, ha apostillado y "todos son medios públicos por lo que el gasto económico ya está hecho. No hay una factura que luego se curse al Gobierno de Aragón", ha indicado gráficamente para añadir que "sería un capricho injustificado disponer de más medios propios", ya que el gasto diario de un helicóptero está cifrado en unos 5.000 euros y en ambos incendios han actuado las unidades con base en Teruel y Daroca.

En concreto, en el incendio de Valderrobres se desplegó un operativo de cuatro cuadrillas, de las que dos han sido de Alcorisa y otras dos de Teruel en dos turnos. "El dispositivo es a escala regional, no comarcal o local, como puedan ser los bomberos", ha diferenciado.

Antes de concluir ha abundado en lamentar que se "aprovechen los incendios intencionados en un beneficio que no tiene nada que ver con la defensa medioambiental o de los montes, sino que solo atiende a intereses particulares que es inaceptable y no voy a claudicar ante amenazas injustificadas", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.