Papa
El papa Francisco, en una misa en la plaza de San Pedro. GTRES

El papa Francisco ha manifestado en una entrevista en TV2000, la tele de los obispos en Italia, que quiere cambiar la letra del padre nuestro, la oración más conocida del cristianismo, porque induce a error en algunas de sus versiones. El cambio las igualaría a la versión española, que sí es correcta según el criterio del pontífice, revela Los Angeles Times.

La clave es la frase "no nos dejes caer en la tentación". En italiano es "non indurci in tentazione" y en inglés "lead us not into temptation". Estas frases se podrían traducir literalmente como "no nos induzcas a la tentación" o "no nos guíes a la tentación", respectivamente. Una de las versiones más antiguas, la latina, también comete el mismo 'error' ("ne nos iducas in tentationem").

Para Francisco, estas traducciones del original griego inducen a pensar que es Dios el que nos empuja a la tentación: "Yo soy el que caigo. No es él el que me empuja a la tentación para ver cómo caigo. Un padre no hace eso. Un padre te ayuda a levantarte inmediatamente. Es Satán el que nos lleva a la tentación, es su oficio", dijo el pontífice.

El modelo de traducción española lo acaba de adoptar también la iglesia católica en Francia, en concreto desde el día 3 de diciembre. Antes, el padre nuestro francés decía "Ne nous soumets pas à la tentation" ("no nos sometas a la tentación") y la nueva versión es "Ne nous laisse pas entrer en tentation" ("no nos dejes entrar en tentación").