El Gobierno asturiano, en nota de prensa, indica que la resonancia magnética permitirá conseguir imágenes más rápidas, con lo que se reducen los tiempos y se puede atender a más enfermos al día. Además, ofrece imágenes de mayor calidad de todas las partes del cuerpo y el cerebro y favorece una "perfecta visualización" de las lesiones en pequeños cartílagos y ligamentos de las articulaciones, por lo que representa "un gran avance" para los profesionales al permitir diagnósticos más fiables y precisos.

El nuevo equipo tiene 1,5 teslas -unidad de medida de la potencia de las imágenes- frente a los 0,35 del anterior. La puesta en funcionamiento del nuevo aparato, que ha supuesto una inversión de 1,15 millones, permite al Valle del Nalón equipararse al resto de los hospitales del Servicio de Salud del Principado (Sespa) que ya disponen de equipos similares.

También ha entrado en servicio una habitación de aislamiento con características técnicas especiales, denominada habitación de presión negativa con ambiente controlado, que permite a los profesionales tratar patologías respiratorias contagiosas con un alto nivel de seguridad y siguiendo los máximos estándares de calidad. Este espacio tiene un coste de 50.000 euros y convierte al hospital en el segundo de la comunidad, tras el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en contar con este equipamiento.

Consulta aquí más noticias de Asturias.