Plan de Triana se centra en "no perder la esencia" e impulsa cerámica, río, señales y guías turísticos

  • Las conclusiones de las Jornadas 'Triana, hacia un modelo de barrio turístico sostenible', que marcarán las pautas para el desarrollo del nuevo plan director de turismo de la zona, establecen como eje principal de ese próximo documento el que "no se pierda la esencia" y se aboga por impulsar productos y experiencias ligadas a la cerámica, al río y al flamenco, el aumento de la señalización y la potenciación de los guías turísticos, yendo más allá de los servicios tradicionales y estableciéndolos como "guías de experiencias" de cara al turista.
Puente de Triana
Puente de Triana
EUROPA PRESS

En estas jornadas, han participado empresarios de distintas actividades turísticas -como agencias de viajes, hotelería u hostelería-, asociaciones de guías turísticos, colectivos y entidades sociales y vecinos del barrio. Éstas determinan el guión de trabajo del plan turístico, a partir de un diagnóstico previo sobre el turismo en esta zona de la ciudad, y tras un debate con profesionales tanto de la capital hispalense como de otras ciudades que intervienen en este encuentro.

En este marco, la delegada del Distrito Triana, Carmen Castreño (PSOE), expone que estas conclusiones suponen el "punto de partida" para establecer qué producto se quiere y cómo, ya que el barrio "tiene los recursos y tiene historia, pero no se ha puesto en valor suficientemente". Así, insta a impulsarlo "sin perder la esencia" y con el "compromiso de la sociedad", ya que recuerda que requiere la implicación colectiva.

Castreño apuesta por ampliar la oferta sevillana en este barrio "especial y diferente", lo que llevará también a espaciar la concentración de turistas en determinadas zonas, a la par que menciona la puesta en marcha de iniciativas como el paseo de la fama de Triana, hecho con azulejo del barrio y para reconocer a insignes vecinos, o el impulso al Paseo del Arte.

Las conclusiones de la jornada se centran en diez ideas principales, encabezadas por que el desarrollo turístico no implique "perder la identidad o la esencia de Triana", manifestando un "respeto absoluto a su idiosincrasia", según manifiesta la coordinadora del área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Isabel Lara, encargada de exponer el documento.

Ligado a ello, se apuesta por un desarrollo turístico sostenible, "un planteamiento que coincide con el del gobierno municipal", apostando por propiciar la convivencia entre vecinos y turistas, "canalizando los flujos de viajeros y, sobre todo, de viajeros alojados". Respecto a ello, se pone como ejemplo la experiencia de San Sebastián, apuntando a la regulación de pisos y del paisaje urbano, incluyendo la imagen de tiendas de recuerdos y establecimientos comerciales, y a la canalización de los flujos a través del transporte público.

Se señala, igualmente, la potenciación de los valores diferenciadores del barrio de Triana, apuntando al flamenco, alfarería, patrimonio religioso o el río, a través de su difusión y el fomento de actividades relacionadas, así como de la generación de productos turísticos ligados a ellos. En este marco, se aboga por dar más reconocimiento a la cerámica, actualmente "desconocida" e impulsar el museo. También, se considera el río como "asignatura pendiente", recordando que impulsarlo es una de las estrategias del Consorcio de Turismo, desde el punto de vista turístico pero también deportivo, desde Triana hasta el Alamillo.

Asimismo, se apunta a la mejora de la señalización turística de los recursos y de los itinerarios peatonales. En este sentido, está avanzada la instalación de una nueva señalética que incluye una quincena de puntos de interés en Triana: Barrio de Triana, Basílica del Cachorro, Castillo de San Jorge, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Centro Cerámica Triana, Pabellón de la Navegación, Parroquia de Santa Ana y Capilla de los Marineros.

GASTRONOMÍA COMO "EXPERIENCIA DE BARRIO"

Dentro de la jornada, también se ha destacado el producto gastronómico que, "a pesar de ser uno de los más solicitados por los turistas, no está suficientemente documentado ni gestionado en Triana". Así, se habla de restaurantes y de tascas tradicionales de Triana, mencionando la realización de una guía de establecimientos "de calidad".

Del mismo modo, las conclusiones a incorporar en el plan inciden en mejorar las condiciones de barrio, ante lo que Lara señala que "este gobierno se ha puesto las pilas en la inversión en sus barrios, y Triana no es una excepción". "Calles del casco más antiguo de Triana, como Rodrigo de Triana, Flota e incluso la Plazuela de Santa Ana, están viendo ya obras de envergadura para su reurbanización atendiendo a la configuración tradicional que tienen, y se ha invertido en calles tan turísticas como San Jacinto en cuestiones tan básicas como las mejoras de sus acerados, y seguimos trabajando en la reordenación de la calle Betis, tanto en movilidad como en los establecimientos hosteleros", agrega.

Por último, se recoge la potenciación de la profesionalización de en la visita, planteando la necesidad de potenciar "el papel de los guías turísticos y convertir la visita en una experiencia, no en un cruzar el puente para una visita de 20 minutos"; así como desarrollar el plan director desde el punto de vista de un turismo inteligente, incorporando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

EL DIAGNÓSTICO Y EL PLAN DIRECTOR

El diagnóstico realizado sobre el turismo en Triana recoge un inventario de recursos turísticos -patrimoniales, culturales, gastronómicos, paisajísticos, etcétera- que son "susceptibles de configurar una amplia oferta del barrio, y concluye que no están lo suficientemente organizados".

La elaboración del Plan Director de Turismo para Triana discurrirá por hasta cuatro fases, siendo la primera de ellas la elaboración de una auditoría estratégica o diagnóstico sobre el turismo en el barrio de Triana y sus oportunidades. Este diagnóstico se ha realizado y expuesto en las jornadas participativas.

La segunda fase es un plan de trabajo con las aportaciones y conclusiones de las jornadas participativas a partir del diagnóstico hecho, mientras que la tercera es la redacción del Plan Director, con ejes estratégicos y planes de acción concretos que abarquen el producto, la promoción y la comercialización, y la cuarta es la ejecución de los planes de acción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento