El Gobierno ha aprobado este viernes la Estrategia de Seguridad Nacional para los próximos años, que incluye por primera vez como amenaza los ciberataques y la difusión de noticias falsas o "fake news" en las redes. El documento revisa y sustituye a la Estrategia de 2013.

En esta ocasión incluirá novedades relativas a la llamada guerra híbrida, que combina ciberataques y operaciones de manipulación e injerencia para influir en procesos electorales, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

Se trata del documento político-estratégico de referencia en materia de Seguridad Nacional, un plan a largo plazo que "permite que España siga a la vanguardia en seguridad y esté preparada para hacer frente a las nuevas amenazas y desafíos", ha explicado por medio de un comunicado el departamento de Seguridad Nacional del Gabinete de Presidencia.

La Estrategia contiene el análisis del entorno estratégico, concreta los riesgos y amenazas que afectan a la seguridad del país, define las líneas de acción en cada ámbito de actuación y promueve la optimización de los recursos existentes, detalla el comunicado.

Uno de los objetivos es hacer partícipe al ciudadano como eje central de la Seguridad Nacional, "un proyecto compartido de todos y para todos", según el vídeo promocional que ha hecho público el Ejecutivo y que Rajoy ha tuiteado.

"Somos capaces de crecer juntos y de conseguir que nuestro país sea nuestro hogar, un lugar donde nuestros sueños se pueden cumplir", afirma el vídeo, sobre las imágenes cotidianas de ciudadanos paseando o en sus casas. 

"Pero también se pueden truncar", prosigue la grabación, que contrapone entonces imágenes de ciberataques, atentados o epidemias mientras una voz en off continúa: "Trabajemos para que nada ni nadie rompa nuestros sueños. Estrategia de Seguridad Nacional 2017, un proyecto compartido de todos y para todos".

En este proceso de elaboración de la Estrategia han participado todos los departamentos ministeriales y el Centro Nacional de Inteligencia.

Ha contado también con las aportaciones de un comité asesor independiente, compuesto por más de 50 expertos, entre los que se encuentran profesores universitarios de toda España, analistas, profesionales del sector privado y miembros de asociaciones relacionadas con los ámbitos de la Seguridad Nacional.

El plan ha sido consensuado con el PSOE y con Ciudadanos, según destaca la nota.