La película 'Loving Vincent' ha ganado el XII Festival de Cine Inédito de Mérida (FCIM) tras obtener la puntuación más alta entre las cintas proyectadas y asimismo la máxima obtenida en la historia del certamen.

El filme de animación de pinturas al óleo era uno de los platos fuertes de esta edición y ha sido la más valorada por el público, con 8,6 puntos sobre 10.

Por su parte, la comedia 'The Party', de la cineasta británica Sally Potter, se ha hecho con el premio del jurado joven del festival, que ha valorado su "difícil, inteligente y trabajado" guión, así como su originalidad a la hora de añadir la banda sonora.

Los nombres de las cintas triunfadoras esta edición se han dado a conocer este sábado en la gala de clausura del festival, en la que también se han entregado los Premios 'Miradas' al productor José María Fernández de Vega y a la iniciativa Cine Blues Emeritense, representada en el acto por el que fuera miembro de la agrupación Lorenzo Pachón, informa el festival en nota de prensa.

Además, en esta ocasión se ha otorgado también un premio 'Miradas' a la Cooperación Internacional, que ha recaído en la Agencia de la ONU para las personas refugiadas de Palestina (Unrwa), que ha recibido la directora de la organización, Raquel Martí.

CINE AL ÓLEO

La duodécima edición del Festival de Cine Inédito de Mérida ha proyectado ocho películas en su sección oficial, siendo 'Loving Vincent' la gran ganadora del certamen.

La ópera prima de la polaca Dorota Kobiela ya recibió el premio del público del Festival Internacional de cine de animación de Annecy 2017. La película retrata los últimos días de Vincent Van Gogh a través de una novedosa técnica que sus propios creadores han denominado como 'cine al óleo'.

Los jóvenes amantes del séptimo arte se han decantado por 'The Party', que en su opinión ha demostrado que se puede hacer un proyecto cinematográfico sin un gran presupuesto. Además, han destacado el tono cómico que utiliza este filme para tratar temas delicados como el machismo o la enfermedad.

'The Party' se presentó en la sección oficial del Festival de Berlín 2017 y cuenta la historia de Janet (Kristin Scott Thomas), que acaba de ser nombrada ministra de gobierno.

BALANCE MUY POSITIVO

El festival ha concluido con un balance "muy positivo", ya que todas las películas exhibidas han sido acogidas "notablemente" por el público. En su conjunto, las proyecciones de la sección oficial han obtenido una nota media de 7,4 puntos.

A su vez, 3.600 escolares y jóvenes estudiantes han pasado por las proyecciones de Cine y Escuela que, dentro del proyecto MedicAcción desarrollado con la Agencia Extremeña para la Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aexcid), ha hecho una selección de películas que resaltan los valores con los que trabajan las ONG.

También en el marco de dicho proyecto, el FCIM ha celebrado en esta edición una jornada especial sobre la cooperación al desarrollo y proyectó el documental Human Flow (Marea humana) con el objetivo de ilustrar el potencial del cine como vector de transformación social.

A su vez, el festival ha dedicado su gala de clausura a los millones de refugiados que existen en el mundo, en un acto para el que se ha elegido como lema ''#ElViajeAlExilio'. Ese compromiso social con la situación de los refugiados se ha mezclado con las protagonistas del festival, las películas, en un acto dirigido y presentado por el periodista Paco Vadillo que ha invitado a la reflexión a los asistentes.

La gala de clausura, celebrada en el Centro Cultural Nueva Ciudad de la capital extremeña, ha contado con la actuación de bailarines profesionales de la región y actores de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura, así como con la voz de Laly Báez y la guitarra de Nico Barrena.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.