Congresistas republicanos de EE UU
El presidente de la Cámara de Representantes, el congresista republicano Paul Ryan; el congresista por Texas y presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Keivn Brady; el líder de la mayoría republicana en el Congreso, Kevin McCarthy, y otros representantes republicanos, tras la votación de la reforma fiscal impulsada por el presidente estadounidense, Donald Trump. MICHAEL REYNOLDS / EFE

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves la propuesta de reforma fiscal impulsada por el presidente, Donald Trump, que promete profundos recortes de impuestos para trabajadores y empresas.

La votación reflejó la mayoría republicana en la Cámara baja con 227 votos a favor, todos republicanos, y 205 en contra.

"Lo que estamos haciendo hoy no es determinar el sistema fiscal que vamos a tener, lo que estamos haciendo es determinar qué tipo de país vamos a tener", aseguró el congresista republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara y uno de los principales diseñadores de la propuesta, minutos antes de la votación.

El plan, que aún debe votarse en el Senado para su aprobación definitiva, incluye una bajada del impuesto de sociedades que pagan las empresas del 35% al 20%, y reduce de los siete actuales a cuatro los tramos impositivos.

Ryan insistió en que el plan supone un "alivio real" para la clase media y ha recalcado que el ahorro para la típica familia estadounidense sería de 1.182 dólares al año.

El presidente Trump, que ha alabado la reforma como "el mayor evento fiscal de la historia del país", visitó este mismo jueves el Congreso para reunirse con los legisladores antes del voto.

A la par que la Cámara, el Senado trabaja en una propuesta paralela, con algunas modificaciones, que se prevé sea sometida a votación en diciembre y para la cual los republicanos cuentan con una mayoría más pequeña, por lo que se esperan más obstáculos para que salga adelante.