En un comunicado, STE, que ha criticado que la Administración regional no haya puesto en marcha ninguna medida para solucionar esta situación, ha afirmado que se está poniendo en riesgo la salud de esta comunidad educativa. "No olvidemos que las bajas por enfermedad común conllevan para el profesorado deducción de haberes, por lo que el perjuicio es doble", han advertido.

Dicho esto, han reclamado que cumpliendo con la normativa vigente, se establezcan las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

SUSTITUCIÓN DE CALDERA, LA CAUSA

De su lado, el sindicato Csif ha explicado que la causa de "este gélido ambiente es el mal funcionamiento desde el pasado 6 de noviembre de la nueva caldera de pellets que se ha instalado en el centro en sustitución de la anterior de gasoil".

"Esta iniciativa de sustitución de unas calderas por otras forma parte de la intención por parte de la Administración de economizar gastos. Sin embargo, parece que, en este caso, no está dando el resultado esperado", ha condenado en nota de prensa.

Tras lamentar que los alumnos tengan que acudir al centro educativo con mantas y con ropa de abrigo, han apuntado que "además de la incomodidad generada se trata de un grave problema de salud en el entorno de trabajo que afecta tanto a los estudiantes como a los docentes. La consecuencia más inmediata puede derivar una inminente huelga de alumnos".

Consulta aquí más noticias de Cuenca.