banderas con crespones
Banderas izadas a media asta y con crespones negros en el Ayuntamiento de San Esteban de Gormaz Mª Jesús Borjabad

La localidad soriana de San Esteban de Gormaz ha mantenido dos días de luto desde el viernes para manifestar el dolor por la muerte del guardia civil Fernando Trapero, asesinado por la banda terrorista ETA en el sur de Francia.

Trapero vivió sus cinco primeros años en este municipio donde su padre estuvo destinado como miembro del mismo Cuerpo de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Fue nuestro vecino, un vecino más cuyos primeros juegos infantiles los compartió con nosotros

Las banderas con crespones negros han permanecido izadas a media asta en el Ayuntamiento durante dos días. Los miembros del consistorio, en pleno extraordinario, tomaron esta decisión el viernes y manifestaron el rechazo unánime a los asesinos a través de un manifiesto que leyó el alcalde de la localidad, Millán Miguel.

"San Esteban se suma de una manera especial a estos sentimientos porque una de las dos jóvenes víctimas, Fernando Trapero, fue nuestro vecino, un vecino más cuyos primeros juegos infantiles los compartió con nosotros, como también Fernando y Estrella, sus padres, y Belén, su hermana, compartieron sus vidas con nosotros, hoy, por desgracia, compartimos su dolor y su llanto", manifestó.

Todo acto terrorista realizado dentro y fuera del Estado Español, sea cual fuere la causa

Rechazaron de manera enérgica "todo acto terrorista realizado dentro y fuera del Estado Español, sea cual fuere la causa". Apoyaron incondicionalmente la lucha antiterrorista "dentro del marco establecido" por las instituciones y fuerzas de seguridad del Estado.

Desde el consistorio sanestebeño brindaron su apoyo y solidaridad a las víctimas y a sus familias. La parroquia de la localidad también celebró una misa para recordar al joven Fernando Trapero.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SORIA