En concreto,

a las 20,30 horas, una patrulla se trasladó a un local de hostelería de la calle Barcelona tras recibir la llamada de la madre de una joven ya que ésta se encontraba en compañía de su pareja de la que tenía una orden de alejamiento en vigor.

Tras localizar a la pareja y entrevistarse con la joven, les explicó que estaba allí de forma voluntaria y que quedará con su expareja para tomar alguno juntos, motivo por el que no quería presentar ninguna denuncia.

Los agentes comprobaron, sin embargo, que sobre el hombre pesaba una orden de alejamiento dictada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer por lo que fue detenido y trasladado a las dependencias policiales.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.