Lindsay Lohan
La actriz vestía con una blusa negra muy fina. THE SUN
La actriz Lindsay Lohan, que está intentado dejar todos sus vicios gracias a la rehabilitación a la que se está sometiendo, se deja la ropa interior en casa, según informa el diario The Sun.

No es la primera vez que Lindsay demuestra que no le gusta llevar algo bajo sus faldas, pues ya se dejo las bragas en casa en una de sus salidas nocturnas.

En está ocasión, la actriz asistía a una cena en el restaurante Koi de Los Ángeles cuando fue sorprendida por varios paparazzis.

Y su oscura, pero fina, blusa no pudo hacer frente a tantos flashes y dejo ver sus preciosos pechos.

Una vez más la actriz dio el do de pecho ante sus fans.