Tutú
Una niña con un tutú rosa, en una imagen de archivo. GTRES

La Iglesia anglicana ha publicado una nueva guía contra el acoso escolar en la que aconseja que los niños tengan libertad a la hora de elegir qué vestir. Se trata de una guía orientativa para combatir los casos de homofobia, bifobia y transfobia en la escuela, dirigida a 4.700 centros escolares en Reino Unido, y que lleva por título Valuing All God’s Children (Valorando a todos los hijos de Dios).

El documento también hace un llamamiento a los profesores para que eviten usar etiquetas que puedan alienar el comportamiento de los niños "solo porque no se ajusta a los estereotipos de género", según recoge el diario The Guardian.

Así, el texto explica que "en el contexto de los primeros años (...), el juego debería ser un sello distintivo de la exploración creativa" de los menores para que prueben con total libertad "muchas capas de identidad" sin ser objeto de juicio o burla. "Por ejemplo, un niño puede elegir un tutú, una tiara o tacones de princesa y/o un casco de bombero, un cinturón de herramientas y una capa de superhéroes sin expectativas ni comentarios", añade.

Al encontrarse en una "etapa de prueba", agrega esta guía, "no es necesario corregir ninguna etiqueta". En este sentido, los docentes de las escuelas de la Iglesia de Inglaterra deberían "evitar etiquetas y suposiciones que consideren el comportamiento de los niños irregular, anormal o problemático simplemente porque no se ajusta a los estereotipos de género o las preferencias de juego actuales".

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, indica en la parte introductoria de este documento que "todo tipo de acoso escolar, incluyendo el homófobo, bífobo o tránsfobo causan un daño profundo que conduce a niveles más altos de trastornos de salud mental, autolesiones, depresión y suicidio".

Según esta guía, "el uso de un lenguaje homófobo, bífobo y tránsfobo sigue estando generalizado en la mayoría de las escuelas inglesas" y que "el 40% de los maestros de escuelas primarias informaron de intimidaciones, insultos o acoso en sus centros escolares". Por este motivo, explican que es necesario "un trabajo específico para contrarrestar dicha intimidación" y que los niños eviten el uso de términos como "gay" con connotaciones negativas, como por ejemplo "tus lápices son gais".

Por otro lado, esta guía reconoce una amplia gama de puntos de vista entre todas las creencias hacia el matrimonio entre personas del mismo sexo: "La teología central para los cristianos es la verdad de que cada uno de nosotros está hecho a la imagen de Dios. Cada uno de nosotros es amado incondicionalmente por Dios". A diferencia de la Iglesia católica, la anglicana permite las bodas gais y la ordenación de mujeres para el sacerdocio.

Por su parte, la organización LGBT Stonewall ha recibido de manera positiva este documento y ha felicitado a la Iglesia por enviar una "señal clara de que el acoso homófobo, bífobo y tránsfobo nunca debe ser tolerado".