“Los españoles saben que su alimentación no es la ideal, pero no hacen nada para mejorarla”. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del estudio “Hábitos Alimenticios de los españoles”, con el que el recién creado Foro Interalimentario ha presentado su organización (PDF), y que tiene el objetivo de tomar el pulso a lo que la población española conoce, opina y hace, en relación a la alimentación, lo que permitirá orientar adecuadamente algunas de las actuaciones.

Tras analizar los productos que más dicen consumir los españoles, éstos no se ajustan a las proporciones recomendadas por los expertos en nutrición. De los resultados también se extrae una falta de información en materia de alimentación. Todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que uno de cada cinco españoles no está suficientemente informado sobre su correcta alimentación. Mientras un 40% de la población afirma que su fuente de información sobre hábitos nutricionales son los médicos y los centros de salud, todavía hay un 20% de españoles que dice no informarse “de ninguna manera” sobre todo lo relacionado con las dietas y las necesidades alimenticias.

Tipo de alimentación

Respecto a los factores que determinan el tipo de alimentación, destaca que pese a que una amplia mayoría de los españoles (85,6%) afirma que come a diario en casa, casi un tercio de la población manifiesta que no decide o no puede decidir lo que come debido a diversos factores, especialmente la vida laboral. Debido también a la vida laboral y a las ocupaciones diarias, uno de cada cinco españoles afirma no poder seguir una dieta equilibrada.

El 85'6% de los españoles come a diario en casa mientras que un tercio no puede decidir lo que come


A la hora de decidir lo que comen, los españoles dan mayor peso a lo que “les apetece o les gusta” (35,6%), frente a lo que realmente deberían comer, y sólo el 10 % afirman tener en cuenta el contenido nutritivo de los alimentos que consumen.

Por otra parte, y como afirma Ramón Calbet, presidente del Foro Interalimentario, “los españoles son conscientes de que su dieta no es la ideal, pero no la mejoran. Pese que hay un elevado porcentaje de población (85%) que está satisfecha con su alimentación, argumentan que creen que deberían comer (en este orden) más fruta y verdura, pescado y carne”.

Falta de preocupación

Como aspectos a destacar, y en palabras de Juan José Badiola, presidente del Comité Científico de la organización, “a los españoles les preocupa poco la Seguridad Alimentaria. Una cuarta parte se preocupa sólo “a veces” de los procesos de seguridad alimentaria y calidad que siguen los productos y un tercio no lo hace nunca. Y específicamente en el caso de la carne, destaca que esta preocupación es todavía menor que para el resto de los alimentos”. Casi la mitad de los españoles que comen carne no se preocupan nunca o casi nunca por los procesos de seguridad y calidad de la misma.

Otros datos llamativos señalan que uno de cada cuatro españoles no consume huevos porque piensa que no son buenos “para el colesterol” (24,7%) y que los platos preparados (como pizzas frescas, precocinados de carne, etc.) son consumidos por uno de cada cuatro españoles al menos una vez por semana.