Cámara oculta
Cámara oculta POLICÍA NACIONAL

Asimismo, fueron las sospechas por parte de la pareja de una de las jóvenes sobre un aparato electrónico con apariencia de reloj que iniciaron las pesquisas que llevaron a cabo el grupo de investigación de la Comisaría Centro de la Jefatura Superior de Baleares, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Las investigaciones realizadas constataron que la persona detenida ofrecía, a través de un portal inmobiliario en una página web, dos habitaciones de su domicilio en alquiler, buscando un perfil de chicas jóvenes, preferentemente universitarias.

El detenido ocupaba una tercera habitación de la vivienda y en las otras dos tenía instaladas estratégicamente cámaras ocultas donde visionaba en 'streaming' todo aquello que allí ocurría, teniendo la opción de grabación.

Durante las investigaciones se han intervenido distintos aparatos electrónicos, así como medios de almacenamiento informáticos, los cuales tras ser analizados confirmaron que el investigado había procedido a la grabación de imágenes de sus inquilinas y de sus parejas sin el consentimiento de estos, llegando a grabar incluso situaciones íntimas.

Hasta la fecha se ha podido determinar la existencia de cinco víctimas tratándose por tanto de un plan preconcebido para vulnerar de forma sistemática la intimidad de las inquilinas de las habitaciones que arrendaba y de sus parejas, además de difundir a un tercero el contenido que obtenía.

Por último, la investigación continúa abierta a la espera de poder analizar el contenido de todos los dispositivos de almacenamiento masivos encontrados durante el registro domiciliario practicado y poder, así, averiguar la posible aparición de más víctimas.