Nota De Prensa Y Foto De Ccoo De Sevilla. Marcha Para La Firma De Convenio De Ho
Nota De Prensa Y Foto De Ccoo De Sevilla. Marcha Para La Firma De Convenio De Ho EUROPA PRESS

Aunque la semana pasada se anunciaba al fin un "principio de acuerdo" entre la patronal de la hostelería y los sindicatos para el nuevo convenio colectivo del sector, un nuevo giro prolonga ahora este conflicto que arrastra meses y meses de negociaciones y desencuentros.

Según anunciaba el viernes pasado la secretaria general del Sindicato Provincial de Servicios de CCOO-Sevilla, Pepa Cuaresma, el principio de acuerdo contemplaba un nuevo convenio de tres años de duración, una subida salarial del 6,4 por ciento a desarrollar durante tres años que sería del 9,4 por ciento en el caso de las camareras de piso y un incremento de categoría profesional para este colectivo, para adecuarlo gradualmente al acuerdo marco estatal de hostelería.

Además, y siempre según CCOO, figuraba una cláusula que obligaría, a partir del 1 de enero de 2019, a aplicar el convenio de hostelería a las empresas subcontratadas en las categorías de camareras de piso, camareros y camareras de restaurante y ayudantes.

A partir de ahí, la patronal del sector ha manifestado este viernes que aunque el principio de acuerdo fue "ratificado por las juntas directivas de las dos organizaciones empresariales, la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia y la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla", el documento ha sido "rechazado" en la asamblea de delegados de hostelería de CCOO, que ostenta la representación mayoritaria de los trabajadores del sector.

"EN EL TIEMPO DE DESCUENTO"

"Llegados a un punto de preacuerdo que ha costado más que nunca alcanzar, CCOO pretende ampliar ahora las pretensiones que ha negociado, lo que hace inviable la firma del convenio". "Un cambio significativo que ahora, en el tiempo de descuento, quieren hacer pasar por un tema menor, de interpretación", critica la patronal.

"Esta sorprendente e insólita decisión implicará necesariamente que el año 2017 pase en blanco, tirando por tierra el esfuerzo realizado en los últimos meses, e introduce irresponsablemente al sector en un escenario desconocido en Sevilla desde hace más de veinte años", lamenta la patronal.

Carlos Aristu, secretario de Acción Sindical de CCOO de Sevilla, ha dicho de su lado a Europa Press que después de aquel principio de acuerdo, la "redacción final" elaborada por los empresarios para el nuevo convenio "no recoge" estrictamente los términos acordados, especialmente en lo relativo a los servicios externalizados. "Ha sido un intento de engaño y por eso la asamblea de delegados ha decidido no firmar el texto", ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.