Así se pueden controlar los sueños, según la ciencia

Una mujer durmiendo, en una imagen de archivo.
Una mujer durmiendo, en una imagen de archivo.
GTRES

¿Podemos controlar lo que soñamos? Lejos de parecer Leonardo DiCaprio en la película Origen, la manipulación de los sueños suena a priori a ciencia ficción. Al menos, hasta ahora. Una reciente investigación de la Universidad de Adelaida (Australia) ha descubierto que aplicando una combinación específica de técnicas incrementaría las posibilidades de que una persona tenga sueños lúcidos, en los que es consciente de que está soñando y durante el sueño puede controlar la experiencia.

El estudio reconoce que aunque existen muchas técnicas para inducir sueños lúcidos, estas han demostrado tener un porcentaje de éxito bajo, según anteriores investigaciones, por lo que ha impedido estudiar a fondo los posibles beneficios y aplicaciones de los sueños lúcidos. Esta nueva investigación, llevada a cabo por el doctor Denholm Aspy de la Facultad de Psicología de la Universidad de Adelaida, busca abordar este problema y desarrollar técnicas más efectivas de inducción del sueño lúcido.

Los resultados de este estudio han sido publicados en la publicación especializada Dreaming y confirman que las personas sí pueden incrementar sus posibilidades de tener un sueño lúcido, es decir, que los sueños se pueden controlar.

Metodología

Para realizar este estudio se agrupó a los participantes en tres grupos y se investigó la efectividad de tres técnicas de inducción de sueño lúcido:

  • Prueba de la realidad. Implica revisar el entorno varias veces al día para comprobar si se está soñando o no.
  • Despertarse y volver a la cama. Consiste en permanecer despierto tras cinco horas de sueño durante un corto periodo de tiempo para inmediatamente después volver a dormir y entrar en una fase REM, donde los sueños son más propensos a ocurrir.
  • MILD (siglas en inglés de inducción mnemotécnica de los sueños lúcidos). Supone despertarse después de dormir durante cinco horas y luego tratar de recordar que estás soñando antes de volver a dormir, repitiendo la frase: "La próxima vez que esté soando, recordaré que estoy soñando". Esto también implica que te imagines a ti mismo en un sueño lúcido.

Los resultados

Entre las 47 personas que combinaron estas tres técnicas anteriores, los participantes obtuvieron una tasa del 17% de éxito en tener sueños lúcidos en solo una semana. En aquellos que consiguieron dormirse durante los primeros cinco minutos tras completar la técnica MILD, el porcentaje de éxito fue mucho mayor, de casi un 46%.

"La técnica MILD funciona en lo que llamamos 'memoria prospectiva', es decir, la capacidad para recordar hacer cosas en el futuro. Al repetir la frase de que recordarás que estás soñando se forma una intención en la mente de que, de hecho, recordarás que estás soñando y eso te llevará a un sueño lúcido", explica el doctor Aspy.

Asimismo, el investigador señala que "los sueños lúcidos no tienen ningún efecto negativo sobre la calidad del sueño". "Estos resultados nos acercan un poco más al desarrollo de técnicas altamente efectivas de inducción del sueño lúcido que nos permitirán estudiar los múltiples beneficios del mismo y su potencial, como el tratamiento de las pesadillas y la mejora de las habilidades físicas y capacidades mediante ensayos en un entorno del sueño lúcido", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento