Llega el mes de diciembre y con las navidades los niños vuelven a tener vacaciones. Este año, serán un total de 23.000 los pequeños de Vigo que descansarán entre el 22 de diciembre y el 7 de enero, ambos incluidos. En total, los pequeños vigueses estarán 17 días sin pisar el colegio.

Por este motivo, para que los padres lo tengan más fácil a la hora de atenderlos, las cinco ludotecas municipales estarán abiertas durante las fiestas. En ellas se desarrollarán talleres y actividades para niños de entre cuatro y 12 años.

Para participar, los menores sólo tendrán que inscribirse de forma gratuita. En el momento de apuntarse es necesario llevar dos fotografías, fotocopia de la tarjeta sanitaria y la autorización firmada de los padres.

En cuanto a los horarios, las ludotecas de Casa da Xuventude y Coia, funcionarán durante las mañanas (de 10.30 a 13.30 horas), mientras que en Calvario, Lavadores y Coruxo se mantendrá el horario de tarde (de 10.30 a 13.30 horas).

Estas dependencias municipales funcionarán todos los días que están de vacaciones los pequeños, a excepción de los días festivos, Nochebuena y Fin de Año.

Dónde están

Casa da Xuventude: Está situada en la calle López Mora, 31. Teléfono: 986 294 806.

Calvario: En la calle Sagunto, 86. Teléfono: 986 261 098.

Coia: En el pabellón deportivo: Avda. Castelao s/n. Teléfono: 986 242 737.

Coruxo: En la estrada de Fragoselo, 28. Teléfono: 986 294 806.

Lavadores: En la avenida de Ramón Nieto, 302. Teléfono: 986 379 618.

Dinos

... qué haces con tus hijos cuando están de vacaciones

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20vigo@20minutos.es correo l Manuel Nuñez, 4, 2.ª plta. o en www.20minutos.es

El colegio Javier Sensat no cierra

El colegio Javier Sensat será el único que no cerrará sus puertas por vacaciones. Como aseguran desde el propio centro «nosotros abrimos los 365 días del año y los niños pueden incluso usar las instalaciones para celebrar sus cumpleaños». El objetivo es ofrecer un espacio de ocio más para los pequeños. Según el educador social Pancho Extremadouro, «en Vigo no hay espacios adecuados para que los niños jueguen y se desperdician muchas instalaciones, como las de los colegios».