Durante todo el año pasado, en Zaragoza hubo 40,4 infracciones penales por cada mil habitantes, lo que sitúa a la ciudad en el puesto 22 de las ciudades con menor tasa de criminalidad, muy lejos de los 78,8 de Baleares o los 70 de Madrid. Huesca y Teruel son todavía más seguras con 26,1 y 18,1 infracciones respectivamente.

De hecho, la tasa más baja de España es la de Teruel. En Zaragoza, la Policía Nacional y la Guardia Civil tuvieron conocimiento de 1.906 faltas y 1.247 delitos en diciembre del año pasado. En Huesca fueron 241 faltas y 172 delitos, y en Teruel, 115 faltas y 89 delitos.