La Navidad se viste de verde
La Alameda Principal, iluminada este año con microlámparas ahorradoras. (Martín Mesa)

Este año el alumbrado es más ecológico. El cambio climático y sus efectos irán cambiando poco a poco las postales de Navidad si se cumplen los peores presagios: menos nieve y lluvia y menos luces para amortiguar el derroche de energía. Este año, por ejemplo, el alumbrado se enciende dos horas menos que en 2006: sólo de jueves a sábado rebasará la medianoche, y el 31 de diciembre estará hasta las cuatro de la mañana del 1 de enero.

Sólo con esas dos horas y con nuevas microlámparas de bajo consumo se gastará un 25% menos de energía eléctrica que en 2006, asegura el Ayuntamiento.
6,59 vatios por m2 

Y es que el Ministerio de Industria no lo ha puesto nada fácil este año: le ha recomendado a los alcaldes que alumbren sus calles, pero que no se pasen de los ocho vatios por m2 de media. Málaga ha hecho caso: se queda en 6,59; es decir, 1,4 puntos por debajo pese a disponer de más puntos de luz que en 2006.

Unos 3,6 millones de luces ya están repartidas entre los 945 motivos y decorados que la capital disfruta desde el viernes. No se ha ahorrado, sin embargo, en maceteros (hay 40 más) ni pascueros (100.000, uno por cada seis ciudadanos). Y todo nos costará lo mismo que en 2006.

Lo que no se sabe aún es si habrá vigilancia delante del árbol gigante de 12 metros de la plaza de la Marina, toda una novedad, o de las figuras de mimbre y el resto de adornos de la calle Larios. Cada año desaparecen por arte de magia renos, bolas gigantes...

Porque si cargaron con el balón gigante de la NBA, aquí todo puede pasar.