El albergue invernal de Mazarredo, en Bilbao, está abierto desde este fin de semana para los sin techo, pero desde el primer día el centro se ha saturado y algunos de los indigentes que han hecho cola y se han quedado fuera han optado por buscar portales en la misma calle de Mazarredo para pasar la noche. Así lo han denunciado varios vecinos a este diario, tras encontrarse a un sin techo tendido en el portal o en las escaleras. Incluso se les han visto cobijados en los bajos de las torres Isozaki, aún en construcción.