Alicante se vuelve más ‘sexy’
Estas tiendas tratan de hacer más natural el erotismo (F. González).
Los alicantinos cada vez abren más su mente. O al menos, cada año se liberan más de sus tabúes sexuales y se deciden a comprar o vender artículos eróticos. En poco más de un año han abierto dos establecimientos especializados en lencería y artículos de pareja.

El primero, Fresas y Chocolate (Tomás López Torregrosa, 13), se dirige a personas de clase media o alta, con una gran selección de lencería de marca. Sensualove es el segundo, recién llegado a la plaza Mar 2, es «para todos los públicos» y tienen desde disfraces hasta vibradores.

Los responsables de ambos comercios aseguran que «la sociedad es ahora más abierta» y que en sus tiendas, bien decoradas, iluminadas y sin ningún tipo de secretismo, ponen al alcance de la mano objetos que, hasta hace poco, eran «agresivos y estaban llenos de tabúes».

Su objetivo, en ambos casos, es muy claro: «Naturalizar la sexualidad». Pero, aunque no lo parezca, las más lanzadas son ellas, aseguran Estefanía Córdoba y Manuel Vicedo, los responsables de ambas tiendas, que se acercan a comprar porque a sus maridos «les da vergüenza».

Los artículos que más se venden tras la lencería son «las bolas chinas y los masajeadores o vibradores».

Dinos

... si te atreves a comprar algo en alguna de estas tiendas

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20alicante@20minutos.es correo l c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante o en www.20minutos.es

G. Córdoba. Vendedora Tuppersex

«Siempre hay una que anima a las demás»

Gabriela muestra los productos de Tuppersex en las reuniones que organiza Fresas y Chocolate.

¿Quiénes van a las charlas?

Grupos de amigas, despedidas de soltera, que buscan algo diferente. Hay otras que vienen a la tienda, preguntan y organizan charlas con sus compañeras de trabajo.

¿Qué es lo que más venden?

Un masajeador muy versátil. No es un vibrador y sirve para ellos y ellas, por eso la gente está más abierta a usarlo. También productos corporales y comestibles.

¿Por qué tiene tanto éxito entre las chicas?

Los productos están más enfocados para ellas y se sienten más cómodas. Son reticentes a comprar en público, pero siempre hay una que anima a las demás.