Asimismo, este cuerpo de seguridad no autoriza la retirada de estos elementos durante todo el fin de semana -tal y como se había propuesto-, al estar el país en el nivel 4 de alerta terrorista, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Desde el Consistorio recuerdan que el Ministerio del Interior recomendó a los ayuntamientos instalar bolardos y maceteros el pasado mes de agosto, tras el atentado yihadista perpetrado en Barcelona, y subrayan que los bolardos suponen medidas físicas de protección para evitar acciones terroristas en zonas peatonales o muy transitadas.

Con motivo de la presencia de estos postes de hormigón en algunos puntos del recorrido del cortejo de este sábado, el paso de la Patrona deberá realizar "alguna maniobra para sortear estos obstáculos, pero en ningún momento los bolardos impedirán que la procesión cumpla con el itinerario establecido".

Así lo aseguran responsables de la Policía Local de Cádiz, que apuntan, a su vez, que se debe velar por la seguridad de la ciudadanía y extremar las precauciones en actos y eventos que supongan una gran concentración de personas, como ocurre en este caso.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.