Desde la central sindical denuncian que tras 10 meses de negociaciones para renovar el convenio colectivo estatal, la patronal "continúa aportando propuestas insuficientes", tal y como ha señalado la propia CIG en un comunicado.

El anuncio ha sido realizado por el responsable de negociación colectiva de CIG-Servizos, Pedro Pérez, quien explicó que el sector "vive un estado de tensión e indefinición por la parte empresarial", que llevó a "la ruptura de los contactos" el pasado 28 de septiembre.

"Nos encontramos con una absoluta parálisis de la patronal, posponiendo las reuniones y haciendo propuestas totalmente inasumibles, y no queriendo dar respuesta a la única plataforma de negociación presentada, que fue la de la CIG", ha explicado el sindicato.

Con todo, ha proseguido, la patronal mayoritaria del sector, Aproser, convocó a la representación sindical a una reunión el pasado lunes 2 de octubre, en la que "anunció su disposición de retirar de la mesa las propuestas más regresivas": congelación de la antigüedad, recortes en el complemento por incapacidad temporal y nuevo tratamiento del transporte de fondos. Esto último, ha agregado la CIG, supondría la pérdida de empleos en el sector.

Además, ha añadido, aportó una nueva oferta económica que contempla un incremento salarial del cero por ciento para 2017, del 1,4 para 2018 y del 1,3 para 2019.

"Para la CIG esto no deja de ser una operación de maquillaje que no da respuesta a las necesidades del sector, ya que en los últimos 10 años la pérdida de poder adquisitivo fue del nueve por ciento en relación con el IPC, con varios años con el salario congelado, reducción de los pluses de nocturnidad y festividad que, junto con los de transporte y vestuario que eliminaron de las pagas extras, todo esto evidentemente no se recupera con esta propuesta", ha denunciado Pedro Pérez.

Este lunes día 9 hay una reunión en Madrid en la que Pérez insistirá en las propuestas del sindicato.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.