Tren DB.
Un tren de alta velocidad de la compañía alemana Deutsche Bahn. RAIL EUROPE

La compañía ferroviaria alemana Deutsche Bahn ha arrebatado a Renfe el primer contrato relacionado con la explotación del que será el primer AVE de Estados Unidos, el que se construye en California, entre Los Ángeles y San Francisco.

La DB ha resultado la compañía mejor clasificada para hacerse con el proyecto, justo por delante de Renfe, que queda en segunda posición, según el fallo del concurso público promovido por la High-Speed Rail Authority, la compañía pública promotora de proyecto.

Esta empresa indica que recomendará al primer clasificado como potencial adjudicatario del contrato en la reunión de su consejo de administración del próximo 19 de octubre.

En concreto, se trata de un contrato de asesoramiento en el diseño y definición de los aspectos técnicos y comerciales del servicio de Alta Velocidad, un proyecto estimado en 30 millones de dólares (unos 25,2 millones de euros).

La operadora adjudicataria de este primer contrato puede optar en una segunda fase a desarrollar la explotación del AVE de California, un corredor de unos 1.300 kilómetros de longitud y 24 estaciones.

Su puesta en servicio está programada para el horizonte de 2029, cuando conectará Los Ángeles y San Francisco en un tiempo de viaje de menos de tres horas.

Alianza con Globalvía y Adif

Para competir por la primera fase del contrato de California, Renfe formó consorcio con el grupo de concesiones Globalvía y con Adif.

Este grupo 'made in Spain' finalmente ha quedado como segundo mejor calificado de entre los cuatro grandes consorcios internacionales que compitieron por el proyecto.

De su lado, el conformado por la inglesa FirstGroup y la italiana Trenitalia ha quedado en tercera posición y el liderado por la china China Railway International, en cuarto lugar.

Un nuevo reto para Renfe

La apuesta que realizó Renfe por hacerse con este proyecto se enmarca en su estrategia de internacionalización, que a finales de este año ya le llevará a poner en servicio un tramo del AVE La Meca-Medina.

La operadora que preside Juan Alfaro pretende 'exportar' la experiencia que acumula en la comercialización y explotación de la Alta Velocidad española, que precisamente este año conmemora su 25 aniversario.

Tras perder la primera fase del AVE californiano, el inicio de explotación del AVE a La Meca, constituye ahora el principal reto internacional de Renfe, toda vez que a comienzos de este año decidiera retirarse de la puja por un contrato en Reino Unido, la explotación de la West Coast, la principal línea ferroviaria de la Costa Oeste y una de las más importantes del país.

No obstante, la compañía española asegura seguir buscando oportunidades de negocio en el mercado británico.