Expulsión del país y 15 días de cárcel para la maestra británica procesada en Sudán

Policías sudaneses custodiando el tribunal donde se ha juzgado a la profesora inglesa.
Policías sudaneses custodiando el tribunal donde se ha juzgado a la profesora inglesa.
Mohamed Nureldin Abdalla / REUTERS

El tribunal sudanés que juzga a la maestra británica por supuestas ofensas contra la religión la ha encontrado culpable y la ha sentenciado a 15 días de cárcel y abandonar luego el país.

Gillian Gibbons estaba acusada de ofender a las creencias religiosas e incitar al odio por permitir a sus alumnos ponerle el nombre de Mahoma a un oso de peluche.

La fiscalía sudanesa decidió presentar ante la justicia a la ciudadana británica conforme al

artículo 125 del Código Penal por lo que podría haber sido condenada a seis meses de cárcel, pagar una multa, o recibir cuarenta latigazos.

Una hora antes del veredicto los abogados de la defensa se habían mostrado confiados con la sesión del juicio.

La sentencia se ha dado a conocer sólo unas horas después de la reunión que han mantenido en Londres el embajador de Sudán y el ministro de Exteriores británico.

Londres reacciona

El Gobierno británico ha convocado de nuevo al embajador sudanés en Londres, Omer Siddig, para que dé explicaciones por la sentencia.

Estamos extremadamente decepcionados con el veredicto
"Estamos extremadamente decepcionados con el veredicto y el ministro de
Asuntos Exteriores (David Miliband)
ha convocado al embajador sudanés para que explique la decisión", informó un portavoz del Foreign Office citado por la agencia británica de noticias
Press Association.

Según fuentes oficiales citadas por la cadena británica
la disposición de las autoridades británicas ha cambiado como consecuencia de la sentencia emitida por un tribunal sudanés, que declaró a la maestra, Gillian Gibbons, culpable de ofender a la religión e incitar al odio.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento