El senador marroquí Yahya Yahya viajará a Perejil un día antes de su cita con la Justicia

Yahya saliendo de la Jefatura de Policía de Melilla.(FOTO: www.yahyayahya.com)
Yahya saliendo de la Jefatura de Policía de Melilla.(FOTO: www.yahyayahya.com)
ARCHIVO

El próximo día 11 de diciembre, el presidente del Grupo de Amistad de la Cámara de Consejeros de Marruecos con el Senado de España, Yahya Yahya , deberá presentarse ante la Justicia para responder ante unas supuestas agresiones a agentes del Cuerpo de la Policía Nacional de Melilla.

Los hechos ocurrieron el 9 de octubre de 2006, cuando la esposa de Yahya llamó a la Policía acusando a su marido de violencia doméstica. Según las fuentes a las que ha tenido acceso este periódico, los agentes se encontraron a la mujer acompañada de una niña, ambas con evidentes síntomas de ansiedad. Además, la denunciante presentaba manchas de sangre.

Una detención complicada

Al encontrarse con los policías, el senador marroquí propinó un puñetazo a uno de ellos, por lo que fue reducido inmediatamente. Tras el suceso, el acusado no paró de despreciarlos con palabras malsonantes y amenazas. “Sois unas pequeñas mierdas. Yo soy senador y no sabéis con quién estáis tratando”, profirió el denunciado. También hizo referencia a la Justicia española al decir:  “Los jueces españoles me comen la polla”. Por último, quiso intimidar a los agentes: “Sé que tenéis familia. Cuidadla bien porque lo de hoy pasa, pero mañana no se sabe lo que puede ocurrir”.

Por otra parte, la Policía ordenó a Yahya orinar en un bote para después realizarle una prueba, con el fin de detectar si había consumido drogas. Éste arrojó el tubo con el líquido a los agentes, además de escupirles en la cara y en los uniformes, según relatan las fuentes consultadas por 20 minutos.es

Por todo ello, se le acusa de delito de atentado de los artículos 550 y 551.1 del Código Penal; por falta de lesiones del artículo 617.1 del Código Penal; y por falta de respeto a los agentes de la autoridad del artículo 634 del Código Penal.

El dirigente marroquí fue denunciado en otras ocasiones por su mujer por supuestos casos de violencia de género. Finalmente, y como ha ocurrido con anterioridad, ésta retiró la denuncia. En caso de que su marido fuese a la cárcel, la esposa podría ser expulsada del país, ya que no posee la nacionalidad española. Por el contrario, el acusado posee la ciudadanía marroquí y holandesa, por lo que tiene derecho a vivir en España.

Protestas en el islote Perejil

Yahya anunció ayer que el próximo día 10 de diciembre viajará a la isla de Perejil para denunciar la situación de los “territorios ocupados por España”, con motivo del Día de los Derechos Humanos. En caso de que no acudiera al juicio el 11 del próximo mes, sería juzgado en rebeldía, es decir, sin estar presente.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento