MasterChef Celebrity
José Corbacho participa en 'MasterChef Celebrity'. TVE

El nuevo programa de MasterChef Celebrity comenzará este martes con una divertida prueba en compañía de Jefferson, el aspirante británico de MasterChef Junior 4. También tendrán que preparar un almuerzo solidario para 80 personas junto al Padre Ángel y con ayuda del chef Javier Muñoz-Calero.

En la eliminación, los delantales negros probarán una sopa oriental y prepararán una igual con los ingredientes que hayan sabido identificar.

El jurado intentará que aprendan a trabajar en equipos de una manera más divertida. Jordi, Pepe y Samantha darán la bienvenida a Jefferson para que les enseñe una de las pruebas de su edición: se organizarán en parejas y en cada una de ellas un aspirante elaborará un plato típico de cocina internacional siguiendo las indicaciones que le dará su compañero solo con dibujos.

En el Cerro del Tío Pío, uno de los parques con mejores vistas de Madrid, los aspirantes prepararán un almuerzo solidario, como homenaje a todas las personas que trabajan para mejorar la calidad de vida de los más necesitados. Contarán con un padrino de lujo: el Padre Ángel, fundador de Mensajeros de la Paz. Servirán a 80 personas un menú muy castizo compuesto de sopa de cocido, cocido madrileño, albóndigas a la madrileña con arroz y rosquillas tontas y listas.

Para comprobar que todo funciona en las cocinas, recibirán la visita del chef Javier Muñoz-Calero, que está al frente del restaurante NuBel y ayuda a jóvenes sin familia en la Fundación Raíces. El mejor de esta prueba recibirá 4.000 euros que donará a una ONG.

En la prueba de eliminación, el jurado salvará a uno de ellos, aunque serán los propios aspirantes quienes decidan quién se salva. En el restaurante de MasterChef Celebrity se encontrarán con una sopa oriental elaborada con 31 ingredientes. Tendrán que afinar el sentido del gusto para identificarlos, porque después cocinarán un plato asiático solo con los que hayan identificado. En esta prueba no solo deberán conquistar al jurado, también al chef José María Kao.