Aparcamiento en la periferia
Coches aparcados en un barrio de la periferia. JORGE PARÍS

Después de años de promesas y planes infructuosos, el Ayuntamiento de Madrid ya tiene un proyecto para instalar doce nuevos aparcamientos disuasorios en las entradas a la capital. El Plan de Calidad del Aire (Plan A), aprobado el pasado jueves por la Junta de Gobierno, incluye entre sus 30 medidas la creación de estos parkings, cuyo objetivo es «facilitar la transferencia del vehículo privado al transporte colectivo, evitando la entrada del vehículo privado hasta el centro de la ciudad».

Se situarán a una distancia máxima de 200 metros de estaciones de Metro, Cercanías o busLos aparcamientos estarán situados en los accesos a la ciudad desde las principales autovías, principalmente en el entorno de la M-40. Su ubicación exacta ya está definida y se ha escogido siguiendo un criterio de cercanía con estaciones de transporte público: se situarán a una distancia máxima de 200 metros de paradas de Cercanías, Metro y autobús. La previsión es habilitarlos progresivamente durante el próximo año 2018.

Los 12 aparcamientos tendrán, según el proyecto, una capacidad para albergar a 9.570 vehículos. Pero este número de plazas es insuficiente para acoger a la gran cantidad de vehículos que entran diariamente a la ciudad. De hecho, con las previsiones actuales, solo tendrán capacidad para albergar al 2,1% de los 450.000 coches privados que acceden cada día, según datos del último Estudio de Movilidad Urbana Sostenible de la capital, de 2016.

El Ayuntamiento también tiene ya previstas las normas para acceder a los parkings disuasorios. Su uso será gratuito para todos aquellos conductores que también sean titulares de una tarjeta o abono de transporte público. «Se podrá obtener la tarifa gratuita validando la estancia con el título de transporte con el que estuviera conectado», según contempla el proyecto municipal. Es decir, a la hora de pagar para sacar el vehículo, el conductor tendrá que presentar el billete de metro, Cercanías o autobús que haya utilizado. Si no presenta este título se le cobrará enfunción de las tarifas habituales de un aparcamiento de rotación. Además, habrá una estancia mínima de 2-4 horas y una máxima de 16-24 horas.

Para incentivar su uso, se colocarán paneles informativas en las autovías de acceso a Madrid indicando la localización de los aparcamientos y la disponibilidad de plazas libres. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.