Mezquita de la M-30
Musulmanes rezan en la mezquita de la M-30. Juan Carlos Hidalgo / EFE

La Brigada de Información de la Policía Nacional está estudiando la veracidad de las nuevas amenazas yihadistas en Madrid, entre las que aparecen supuestos planes de envenenamiento de alimentos, al tiempo que ha reforzado la vigilancia en torno a las mezquitas, entre otras medidas antiterroristas.

"Estamos estudiando la verosimilitud de esas amenazas. Si son ciertas tomaríamos las medidas oportunas. Este tipo de terrorismo amenaza a todo y protegerlo todo es prácticamente imposible", ha dicho el jefe superior de la Policía de Madrid, Germán Rodríguez Castiñeira.

Estas palabras las ha pronunciado en la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido este jueves con la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa y la Federación de Municipios de Madrid (FMM) para tratar la amenaza terrorista.

Preguntado por los periodistas sobre un posible aumentos de episodios de islamofobia, el comisario ha indicado que no se han producido ataques físicos a musulmanes tras el ocurrido a finales de agosto en Usera, aunque sí que ha habido casos de insultos personales, que investiga la Brigada de Información.

Lo que sí se ha reforzado ha sido el dispositivo de vigilancia transitoria en las inmediaciones de las mezquitas de Madrid, ha reconocido.

Consulta aquí más noticias de Madrid.