Romeva y Tur visitan la fosa
Romeva y Tur visitan la fosa GENERALITAT

Como consecuencia de este frente de guerra, existen al menos cuatro fosas que contienen restos de personas muertas en el campo de batalla o a causa de la represión que se ejerció.

Son las fosas de Es Riuet de Portocristo, la de Ses Coves Blanques, la de la playa de Portocristo, la del cementerio de Son Coletes (dentro del cementerio actual de Manacor), y la de la playa de Sa Coma, en el municipio de Sant Llorenç des Cardassar.

Dado que una parte importante de los cuerpos que se encuentran en dichas fosas son de milicianos catalanes, el Govern balear y la Generalitat de Catalunya han decidido suscribir un protocolo en materia de memoria democrática que establece puntos de colaboración para reconocer y dignificar a estas víctimas de la Guerra Civil como reparación de su memoria.

El protocolo manifiesta la voluntad de ambas administraciones de colaborar para llevar a cabo un conjunto de actuaciones en dichas fosas que contribuyan a la reparación, la dignificación y el reconocimiento de las personas tanto de Baleares como de Cataluña, así como de otros lugares, que perdieron la vida durante los acontecimientos históricos de la madrugada del 16 de agosto de 1936.

Ello incluye acciones para preservar, señalizar y contextualizar estas fosas para "convertirlas en espacios de memoria y reflexión".

Asimismo, uno de los objetivos es llevar a cabo acciones para divulgar los hechos y las circunstancias históricas en que se produjeron, así como los resultados de los estudios de los especialistas en la materia.