Un alijo de hachís hallado en el interior de un camión frigorífico en Valmojado (Toledo) es el cuarto más importante de la historia en España. La droga estaba escondida en 610 cajas de cartón, de 30 kilos cada una. La Policía detuvo al condutor, malagueño, y a otras cinco personas.