Donald Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, durante un discurso en el condado de Suffolk, Nueva York. EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha arremetido este jueves contra el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, contra el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y contra la prensa a través de su perfil de Twitter.

Trump ha acusado a McConnell y a Ryan de crear un "caos" en torno a la aprobación del techo de deuda federal. El presidente ha asegurado que los dos republicanos podrían haber incluido la legislación sobre el techo de deuda - un límite a a la deuda estadounidense que establece el Congreso - en la ley sobre veteranos, pero decidieron no hacerlo por lo que ahora son los demócratas los que tienen la última palabra en la ampliación del límite de endeudamiento.

"Les pedí a Mitch McConnell y a Paul Ryan que incluyeran la legislación sobre el techo de deuda en la popular ley de reforma del Departamento de Asuntos Veteranos (que acaba de ser aprobada) para facilitar su aprobación, pero han decidido no hacerlo así que ahora tenemos un problema con los demócratas que tienen en sus manos (como siempre) la aprobación del techo de deuda. ¡Podría haber sido muy fácil y ahora es un caos!", ha escrito el presidente Trump.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha asegurado este jueves que el país llegará al límite de la deuda el 29 de septiembre, un día antes de la fecha límite de financiación del Gobierno, por lo que el Congreso tendría que subir el techo de la deuda si no quiere incurrir en suspensión de pagos.

Ryan ha asegurado que espera que el Congreso apruebe sin dificultades el techo de la deuda federal, así como una ley para dar fondos al Gobierno a corto plazo, y evitar así un cierre parcial de sus funciones.

La Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley de gastos a finales de julio, principalmente para proporcionar fondos a los programas de seguridad nacional para el próximo año fiscal, sin embargo no tiene ningún futuro cuando pase a consideración de la Cámara Alta, ya que contempla financiar la construcción del muro con México, entre otros asuntos.

La Casa Blanca resta importancia a las tensiones

La Casa Blanca ha tratado de restar importancia a las tensiones entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y McConnell, el representante de su partido en el Senado, después de que los medios asegurasen que no han hablado desde hace un par de semanas, cuando mantuvieron una acalorada pelea telefónica.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha defendido en un comunicado difundido este jueves que ambos "siguen unidos en muchas prioridades compartidas, incluido el plan para rebajar los impuestos a la clase media, el fortalecimiento de las fuerzas armadas, la construcción de un muro en la frontera sur".

Los ataques de Trump a los dos republicanos se producen apenas una semana después de que el presidente prescindiera de su principal asesor, Steve Bannon, con el que llevaba semanas mostrando discrepancias, aunque Bannon ha asegurado que él decidió abandonar al presidente. Con la salida de Bannon, el equipo de Trump sumó una salida más después de sufrir siete salidas de altos cargos en los primeros seis meses de Trump en la Casa Blanca.

Contra la prensa y Obama

El presidente ha aprovechado la ocasión para cargar contra la prensa, a la que ha vuelto a acusar de difundir noticias falsas sobre sus decisiones sobre Afganistán, y contra el expresidente Barack Obama.

Trump ha retuiteado un montaje sobre "el mejor eclipse del mundo". Una referencia al eclipse de sol del pasado 21 de agosto pero, esta vez, es Donald Trump el que eclipsa al expresidente Obama.