"Lo que gestionamos de los presupuestos del 2015 era la herencia que teníamos, además tomamos la decisión de dar continuidad a los proyectos que había, y en el 2016 fue necesario hacer una contención importante en obra pública, priorizamos las políticas sociales y vivienda", ha apuntado este lunes en una rueda de prensa en el Edificio Pignatelli de Zaragoza.

No obstante, ha explicado que esta situación ya ha cambiado en 2017, dado que ya hay una acentuación de inversión pública, sobre todo en materia de carreras, y ha asegurado que en esta línea continuará en 2018. "Vamos a seguir con el objetivo fundamental de políticas sociales, incidiendo muchísimo en vivienda, y entrar en una forma decidida en la inversión de infraestructuras", ha subrayado.

"Estamos convencidos de que la inversión pública es necesaria también para la recuperación económica, que no sólo supone mejorar las condiciones de desarrollo sino que genera empleo, de eso somos conscientes, pero hay que tomar decisiones políticas y si formas partes de un gobierno de izquierdas es por tener claro las prioridades", ha mencionado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.