Trump
El presidente estadounidense, Donald J. Trump. Chris Kleponis / EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump, eliminó este miércoles dos consejos de asesoría económica de la Casa Blanca formados por líderes empresariales, tras la dimisión de varios de ellos esta semana en protesta por su tibia reacción a los incidentes racistas de Charlottesville (Virginia).

"Más que meter presión a los empresarios del Consejo de Fabricantes Estadounidenses y el Foro de Estrategia y Política, voy a acabar con ambos. ¡Gracias a todos!", anunció Trump en un mensaje divulgado en su cuenta de la red social Twitter.

Trump tomó la decisión después de que 10 líderes empresariales renunciaran esta semana por su tibia reacción a los sucesos de Charlottesville, donde un neonazi fue detenido por matar este sábado a una mujer al arrollar con su vehículo a un grupo de manifestantes antifascistas que protestaban contra la marcha de supremacistas.

Ya eran 10 los presidentes y consejeros delegados que lo habían abandonado. El último fue este mismo miércoles, el CEO de 3M, Inge Thulin. Previamente lo habían hecho el presidente de la AFL-CIO, Richard L. Trumka; Elon Musk (Tesla), Klaus Keinfeld (Arconic), Brian Kraznich (Intel), Mark Fields (Ford), Ken Frazier (Merck), Mario Longhi (U.S. Steel), Denise Morrison (Campbell Soup) y Kevin Planck (Under Armour). 

"No puedo sentarme en un consejo para un presidente que tolera el fascismo y el terrorismo doméstico. Los comentarios formulados por el presidente han borrado sus forzados comentarios de ayer contra los neonazis y el Ku Klux Klan", protestó a través de un comunicado el presidente de la AFL-CIO (la mayor central obrera estadounidense), Richard L. Trumka.

También la consejera delegada de la empresa de alimentación Campbell Soup, Denise Morrison, informó de que renunciaba a su puesto en el Consejo de Fabricantes Estadounidenses.

"El racismo y el asesinato son inequívocamente reprobables y no son moralmente equivalentes a cualquier otra cosa que sucedió en Charlottesville", afirmó Morrison en un comunicado. "Creo que el presidente debería haber sido -y aún debe serlo- inequívoco en ese punto", subrayó la consejera delegada del famoso fabricante de sopas.

"Tengo muchos"

Este martes, Trump vinculó la salida del Consejo de estos directivos a las presiones de su Gobierno para que fabriquen sus productos en Estados Unidos y restó importancia a las dimisiones.

"Por cada director general que deja el Consejo de Fabricantes, tengo muchos para ocupar su lugar. Los fanfarrones no debían continuar. ¡Empleos!", espetó el mandatario en Twitter.

También el martes, Trump volvió a causar polémica al responsabilizar de la violencia del pasado fin de semana en Charlottesville tanto a grupos neonazis y supremacistas como a los manifestantes de izquierda que les hicieron frente.

"Hubo un grupo de un lado que fue malo y hubo un grupo del otro lado que también fue muy violento", dijo Trump durante una conferencia de prensa en Nueva York.