Carles Puigdemont
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. ANDREU DALMAU / EFE

Los representantes de Junts Pel Sí y la CUP en el Parlament, han registrado este lunes pasadas las 10:30, la ley para convocar y celebrar el referéndum del próximo 1 de octubre.

Aunque la ley no tendrá consecuencias a efectos prácticos, ya que se empezaría a tramitar en la Cámara cuando la Mesa del Parlament lo considere oportuno. Ademá, este lunes es el último día en el que la Cámara permanece abierta antes de cerrar por vacaciones hasta el próximo 16 de agosto.

A partir de ese día, podría empezar a tramitarse la iniciativa al contar Junts Pel Sí con cuatro de los siete miembros de la Mesa.

La reforma del Reglamento del Parlamento de Cataluña permitiría a los soberanistas aprobar la ley de tramitación del referéndum en un solo día, pero el Constitucional ha decidido suspenderla de manera cautelar. Esa suspensión durará unos cinco meses salvo que antes de que se cumpla ese periodo, el mismo tribunal dicte sentencia.

Los diputados de JxSí y la CUP presentan la ley del referéndum


El Alto Tribunal se reúne este lunes para estudiar el recurso presentado por el Gobierno contra la reforma del reglamento del Parlament. El presidente del tribunal, Juan José González Rivas, ha convocado a los magistrados a las 17:30 para decidir sobre la admisión a trámite del recurso presentado el viernes por el Ejecutivo.

El Tribunal Constitucional ha suspendido e invalidado hasta el momento todos los pasos dados por la Generalitat y el Parlamento catalán en su avance hacia el referéndum soberanista y ha apercibido a los responsables de ambas instituciones de las responsabilidades penales en las que pueden incurrir si le desobedecen.

De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ya investiga a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y a los miembros de la Mesa de JxS y CSQP por desobediencia al Tribunal Constitucional.

En el recurso presentado el viernes, el Ejecutivo hizo suyos los argumentos del Consejo de Estado, que considera que la modificación vulnera el derecho de participación política en condiciones de igualdad reconocido en el artículo 23.2 de la Constitución.

El Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, insiste en que el referéndum se celebrará

En concreto, se recurre la nueva redacción del artículo 135.2 del reglamento del Parlamento de Cataluña, que establece la posibilidad de que el grupo parlamentario promotor de cualquier proposición de ley pueda solicitar su tramitación por el procedimiento de lectura única.

Para el Ejecutivo, permitir que un solo grupo parlamentario pueda forzar que una ley se tramite de ese modo supone "una quiebra del derecho de participación política en la medida en que está eliminando la facultad de la minoría de presentar enmiendas a los textos de las proposiciones de ley promovidas por la propia mayoría".

El Presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha insistido este sábado en que el referéndum se celebrará y ha tachado de ingenuos a quienes piensan que el Govern cambiará de opinión. "¿Alguien piensa que ahora que faltan un par de meses nos quedaremos clavados? ¿Que habrá algo que nos pueda parar?", ha señalado Puigdemont.