Desarticulada una organización de tráfico internacional de éxtasis asentada en Barcelona

  • Traficaban en países de Europa, Australia y Sudamérica.
  • La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a siete personas.
  • La investigación comenzó a principios de este año.
Imagen de un coche de la Policía Nacional.
Imagen de un coche de la Policía Nacional.
EUROPA PRESS

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización criminal asentada en Barcelona que se dedicaba al tráfico de éxtasis en países de Europa, Australia y Sudamérica, en una operación que ha terminado con siete detenidos, cuatro de ellos en Barcelona, dos en Costa Rica y uno en Colombia.

Según ha informado la Dirección General de la Policía, la investigación comenzó a principios de este año cuando se informó a las autoridades españolas de un envío procedente de Barcelona que contenía 2.000 pastillas de éxtasis y que fue intervenido en Costa Rica.

Los agentes descubrieron que la organización utilizaba identidades falsas para hacer envíos al extranjero a través de empresas de paquetería en los que escondían las pastillas dentro de almohadas, equipos de música y bolsas de bombones y golosinas, entre otros efectos.

Cada pastilla se vendía en los países de destino a unos 10 euros la unidad.

Los encargados de hacer los envíos desde Barcelona, identificados y detenidos por la policía, eran un hombre de nacionalidad estadounidense y una mujer colombiana, que iban directamente a las agencias de paquetería con bultos de tamaño mediano que eran enviados por correo aéreo.

La investigación también ha determinado que las drogas procedían de Holanda, desde donde un holandés, que también ha sido detenido en Barcelona, las transportaba por carretera hasta España.

En el mes de abril se intervinieron en el aeropuerto de Barcelona unas 5.000 pastillas de éxtasis escondidas en paquetes de una conocida marca de caramelos de chocolate, pero no fue hasta junio cuando se materializó la operación, al detectarse la llegada del holandés a Barcelona y comenzar la Policía a hacer registros.

Concretamente, los agentes localizaron un trastero alquilado por la organización donde encontraron una maleta con 41.000 pastillas de éxtasis y tres kilos de MDMA en roca, y registraron dos domicilios donde intervinieron el material que se utilizaba para falsificar documentos y dinero.

La Policía también detuvo a la pareja que operaba los envíos de droga desde Barcelona, el transportista holandés y otro individuo de nacionalidad colombiana que colaboraba con ellos, todos en la capital catalana.

Además de la droga encontrada en el trastero, la policía facilitó información a policías de otros países para la intervención de envíos en Costa Rica, Alemania, Bélgica, Colombia, Brasil y Australia, donde se calcula que se encontraron un total de 72.125 pastillas de éxtasis y más de siete kilos de MDMA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento