Disturbios en Cisjordania
Las tropas israelíes intentan dispersar a los manifestantes palestinos durante una protesta en la ciudad cisjordana de Belén. EFE

Un quinto palestino murió durante la noche de este sábado por las heridas provocadas por un cóctel molotov durante unos enfrentamientos con el Ejército israelí en el norte de Cisjordania, según confirmó la Media Luna Roja.

El joven, Oday Nawaya, 17 años, fue la segunda víctima mortal del sábado y el quinto palestino muerto en dos días de violencia desencadenada tras la instalación por parte de Israel de detectores de metal en la entrada de la Explanada de las Mezquitas.

Según el servicio de emergencia de la Media Luna Roja, Nawaya fue trasladado al hospital de Tubas, al noroeste de la ciudad cisjordana de Nablus, con heridas a causa de la explosión del cóctel molotov y murió poco después.

Durante una intensa jordana de manifestaciones y enfrentamientos este viernes, un palestino asesinó a tres israelíes durante la cena del Shabat en su casa de una colonia israelí en Cisjordania.

Este clima de tensión y agresión se enmarca en el escenario de protestas musulmanes contra las nuevas medidas de seguridad y restricciones impuestas por Israel en torno a la Explanada de las Mezquitas, tras el ataque del día 14 en el que murieron dos policías y sus tres agresores.

La amplia explanada es uno de los puntos más calientes del conflicto, que alberga la Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca y es considerada el tercer lugar más sagrado en el islam y conocida como Noble Santuario.

Para el judaísmo es el lugar más sagrado y es denominado Monte del Templo, a cuyos pies se encuentra el Muro de las Lamentaciones.