Con dicha propuesta de impulso, aprobada por la unanimidad de los cuatro grupos parlamentarios este jueves en el pleno, se pretende garantizar el derecho de los clientes como consumidores y la calidad del servicio, así como evitar la competencia desleal entre establecimientos y el fraude fiscal.

La propuesta de impulso presentada por el PP ha salido adelante con una enmienda de sustitución defendida por el PSOE, que a su vez ha contado con una enmienda transaccional registrada por los 'populares'.

Asimismo, en dicha iniciativa se solicita a la Junta reforzar la colaboración con los ayuntamientos para que participen en el plan de inspección, además de exigir al Ministerio de Energía que facilite un marco de las viviendas de uso turístico.

En el turno de intervenciones de los grupos, la 'popular' Felisa Cepeda ha defendido la propuesta de impulso, mientras que el socialista Hugo Velayos ha sido el encargado de presentar la enmienda de sustitución.

Cepeda ha valorado que el turismo es un eje "vertebrador" de la economía regional, que contribuye a generar empleo, riqueza y a fijar población en el entorno rural.

Así, ha hecho hincapié en la preocupación del sector turístico por la proliferación en los últimos años de los anuncios de alquiler de viviendas para uso turístico que comercializan alojamientos ilegales.

Este tipo de oferta constituye una competencia desleal a las empresas legalmente constituidas, ya que las viviendas que se alquilan sin control generan fraude fiscal y ausencia de controles de calidad, ha dicho.

Por su parte, el diputado socialista Hugo Velayos ha defendido que el vigente Plan de Inspección en materia de turismo ya recoge en sus apartados el programa correspondiente a la línea de localización de prestadores de servicios, empresas y establecimientos clandestinos y, en el mismo, se recoge la actuación inspectora y su ámbito de actuación.

No obstante, ha considerado necesario reforzar la colaboración con los ayuntamientos y exigir al ministerio competente un marco de las viviendas de uso turísticos.

En el turno de Ciudadanos, la diputada María Victoria Domínguez, ha destacado los "esfuerzos" realizados por la Dirección General de Turismo para poner coto a los alojamientos ilegales.

Así, ha dicho, el Plan de Inspección ya en marcha ha descubierto más de 400 alojamientos ilegales, al tiempo que ha abogado por poner en marcha acciones que den seguridad jurídica tanto a visitantes como a los empresarios del sector y que contribuirán a la marca Extremadura.

Finalmente, el diputado de Podemos Eugenio Romero ha llamado la atención también ante la competencia desleal que practican los alojamientos ilegales.

Asimismo, ha añadido que su grupo comparte la preocupación de sector y el objetivo de que hay que regular determinados aspectos relativos a esta práctica.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.