En concreto, el gasto no financiero asciende a 7.170,1 millones frente a los 7.148 del último proyecto, y está ideado para "cumplir los objetivos de déficit y de deuda pública", fijados en el 0,6% y el 35% del PIB respectivamente.

Ruiz Molina ha dado detalles de este nuevo Proyecto de Ley tras hacer entrega del mismo en sede parlamentaria, donde ha fijado como objetivos del mismo mejorar la calidad de vida de las personas, generar más riqueza y empleo y mantener unas cuentas públicas saneadas.

La mejor coyuntura económica hace que las previsiones de gasto en distintos ámbitos sea mayor, ha especificado. Así, se gastarán 148 millones en servicios de carácter general (7,2 millones más que lo previsto en el último proyecto); 702 en Servicios Sociales (+37,8); 2.692 en Sanidad (+92,1); 1.626 en Educación (+75); 1.396 en Agricultura y Medio Ambiente (+24), o 257 en Desarrollo Económico y Empleo (casi 11 millones más).

También aumenta 21,7 millones el gasto en Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda hasta los 245,6; habrá 5,4 millones más en Investigación, Desarrollo e Innovación hasta alcanzar 107 millones; y 245 millones más en deuda pública e imprevistos, hasta los 1.765,2 millones de euros.

(Habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Toledo.